Política

La manipulación del acto de la Diada: «Si a la chica se le rompe la voz, mejor»

Los independentistas instruyen a una adolescente para agitar a la masa

Mensaje del encargado de preparar la puesta en escena de la joven
Mensaje del encargado de preparar la puesta en escena de la joven

El movimiento independentista lo tiene todo medido al milímetro para sacar el mayor rendimiento posible para su causa de la celebración de la Diada. La Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) actúa cada vez con más vida propia y autonomía, de la mano de otras organizaciones independentistas y con CDC y ERC moviéndose a su paso. Está todo tan previsto que hasta han señalado por adelantado cuál es la cifra mágica de participación, que oficializarán después de la manifestación de la Diada, unos dos millones de asistentes. Aunque las previsiones reales apunten más a que la movilización está más cercana a la cifra del millón, y si acaso, tirando a lo alto, el millón y medio.

En el guión con el que el independentismo ha preparado esta jornada se ha previsto de nuevo la utilización de una adolescente a la que se le dan instrucciones previas muy claras no sólo sobre lo que tiene que decir, sino también sobre hasta dónde tiene que forzar la actuación para agitar mejor el discurso sentimental en el que el soberanismo construye su castillo rupturista. Este periódico ha accedido al borrador del discurso que le habían preparado a la joven que hoy quieren que instigue el mensaje rupturista con España. En este borrador llama especialmente la atención que las directrices llegan al punto de promover que la muchacha actúe como si fuera una actriz y haga como que se le rompe la voz para llegar mejor a los seguidores de la nueva nación catalana. «Por lo que me pedís, creo que tiene que ser una cosa clara, simple, contundente, incisiva («puñetera»), pero no impugnable por la Junta Electoral. Me decís qué os parece, pero yo no me enredaría más. Y si a la chica se le rompe la voz mientras graba la voz en off, mejor», sostiene el encargado de preparar la puesta en escena de la actuación de la muchacha. «Cuidad el vestuario y el peinado. Puede que a la frase final le falten un par de vueltas», añade.

El borrador del discurso que le han preparado es el que publica este diario. Aunque no es descartable que su filtración les obligue a introducir hoy modificaciones sobre la marcha para intentar negar la realidad: hasta qué punto está teledirigida la movilización independentista por la estructura del poder. «El 9 de noviembre de 2014 pude votar por primera vez. Con 16 años pude introducir mi papeleta en la urna». Aluden, de esta manera, a la pseudoconsulta que pese a ser suspendida por el Tribunal Constitucional (TC) llegó a celebrarse, y que ha llevado a Mas a tener que hacer frente a una querella de la Fiscalía ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por desobediencia. «Hoy, 11 de septiembre, estoy aquí, como estuve el año pasado, porque quiero formar parte del proyecto más ilusionante que una sociedad puede vivir. Quiero contribuir a crear un país más democrático, más justo y más libre», señala el texto dirigido a ser recitado por la adolescente. «Porque quiero participar en la construcción de la República Catalana. El 27 de septiembre tu futuro está en tus manos. El 27 de septiembre, mi futuro está en tus manos. Participa por mí». Y la frase final, susceptible de ser revisada por las dudas sobre si tenía la contundencia suficiente para enardecer a los reunidos, reza así: «La oleada de ilusión más grande jamás creada ha llegado a su destino. Ahora es la hora de que todo comience. Ahora sí, vía libre a la República Catalana». La información que manejan en fuentes oficiales advierte de que el movimiento independentista está organizado como un ejército, con voluntarios que han estado trabajando todo el mes de agosto para forzar al máximo la movilización electoral: mailing, correos, llamadas de teléfono. Y tras el 27-S, si no tienen mayoría absoluta, la información señala que no darán un paso atrás. Y que si hace falta, recurrirán a medidas excepcionales, entre las que barajan, por ejemplo, rodear el nuevo Parlamento catalán. Además de insistir en la internacionalización de su causa, recurriendo, si llega el caso, hasta Naciones Unidas.

La agitación social tiene como condición básica evitar la violencia. La dirección política independentista tiene interiorizada la idea de que la violencia les perjudicaría, y que lo deseable es que venga del lado de las Fuerzas de Seguridad para, de esta forma, poder engordar la campaña victimista. Hoy se espera una jornada tranquila, sin incidentes, y la movilización policial es, de hecho, la misma que habrá ante una manifestación ordinaria. En la organización del recorrido miman especialmente la presencia de los medios de comunicación, para dar el mayor realce posible a la manifestación independentista. Y no han ahorrado medios para preparar un impactante escenario con una urna que represente la voz supuestamente mayoritaria de los catalanes que quieren activar ya el proceso de desconexión con España. El golpe de efecto será un vehículo, con un puntero láser, que dará forma a una flecha que irá avanzando hasta llegar al estrado principal y a la imagen gigante de la urna.