Rajoy carga contra Iglesias por poner en duda la limpieza de las elecciones

El presidente del Gobierno le ha recordado al líder de Podemos que "España no es Venezuela"

Rajoy y el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno durante un acto electoral hoy en Sevilla.
Rajoy y el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno durante un acto electoral hoy en Sevilla.

Mariano Rajoy ha arremetido este jueves contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, por dudar de "la limpieza"de las elecciones generales que se celebran este domingo y ha recalcado que España "no es Venezuela"como "quieren algunos".

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, ha arremetido este jueves contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, por dudar de "la limpieza"de las elecciones generales que se celebran este domingo y ha recalcado que España "no es Venezuela"como "quieren algunos".

Así se ha pronunciado en mitin en los jardines de Cristina en Sevilla, después de que Iglesias se haya mostrado preocupado por la seguridad de las votaciones el 26 de junio tras hacerse públicas unas grabaciones que desvelan una conversación entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el director de la oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, sobre posibles investigaciones a líderes independentistas.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que Iglesias ha dado "un salto cualitativo muy fuerte", ya que ha "dudado de la limpieza de las elecciones en España", que es una democracia con derechos y libertades y donde las elecciones las gana "el que dice la gente". "España no es Venezuela, que es lo que da la sensación que quieren algunos que se presentan a estas elecciones", le ha espetado. Ante unos dos mil simpatizantes y afiliados del PP Rajoy ha endurecido sus ataques contra el líder de Podemos, una formación que, a su juicio, quiere llegar a hacer tabla rasa y cambiarlo todo. Por eso, ha dicho que lo que está en juego este domingo es hacer una política económica como la que se hace en Europa o aplicar políticas que "han llevado a sus pueblos a situaciones de auténtico dramatismo", en alusión a Venezuela.

Es más, ha señalado que está en juego mantener los "grandes pilares de convivencia"que lograron con la Constitución de 1978 y que han llevado a una etapa de progreso o apostar por aquellos que dicen que "las elecciones en España son dudosas". "Está en juego si los españoles pensamos que lo que hemos hecho entre todos a lo largo de muchos años tenía sentido o si por contra, aquí llega Adán, todo lo demás no vale para nada, lo cambio todo y hago lo que estimo oportuno y conveniente", ha enfatizado.

Por eso, ha reiterado que se trata de las elecciones más importantes desde 1977 en las que hay que elegir entre "la gente moderada"o "los extremistas y radicales que nada bueno han traído a España nunca y nada bueno van a traer nunca". Y ha aprovechado para criticar que los líderes de esos nuevos partidos se pasen el día dando "lecciones de cómo se gobierna"cuando "jamás han gobernado absolutamente nada".

Dicho esto, Rajoy ha pedido a los suyos que hagan un esfuerzo en esta recta final de campaña porque son unas elecciones de un "resultado incierto", en las que hay que "trabajar"y "esforzarse"hasta el último minuto para convencer a la gente que "todavía no sabe qué hacer con su voto"en los comicios de este domingo.

Rajoy ha afirmado que "seguridad"es lo que necesita el país y es lo que el Partido Popular ofrece a los españoles y ha recalcado que España en estos momentos "no está para experimentos, ni para hacer pruebas ni para jugar con fuego". "Y no sabemos lo que significa votar a alguna de las fuerzas políticas que se presentan a estas elecciones", ha apostillado.