Doble éxito del PNV: hablar en nombre de Navarra y el control de los presos etarras

La Guardia Civil pierde las competencias de tráfico en la Comunidad Foral

Thumbnail

El PNV ha logrado, de una tacada, dos de sus grandes aspiraciones de las últimas décadas. Por un lado, negociar con el Gobierno central en nombre de Navarra y que se le transfieran las competencias en materia penitenciaria, lo que supondría el control de los presos etarras, una vez trasladados a las cárceles de esta comunidad, lo que se da por hecho.

Uno de los puntos del acuerdo suscrito por el presidente del Ejecutivo con el del PNV dice textualmente: “proceder en 2020 a la negociación y traspaso a la CAV de las competencias estatutarias pendientes (entre ellas las penitenciarias). Asimismo, se procederá en el plazo de seis meses al traspaso de las competencias de tráfico a la Comunidad Foral de Navarra, con el mismo contenido y extensión que las realizadas en su momento a la Comunidad Autónoma Vasca”.

En el País Vasco, es la Ertzaintza la que tiene la competencia exclusiva en materia de Tráfico y, ahora, negociando desde una comunidad que no es la suya (al menos de momento) lograr para las Policía Foral el mismo status.Es de suponer, que el actual Ejecutivo Foral, que apoyan los de EhBildu, tenía conocimiento de lo que iba a ocurrir.

Aún es pronto para conocer la reacción de las asociaciones e instituciones afectadas, en especial las víctimas del terrorismo y la Guardia Civil.

En medios cercanos a este Cuerpo ya se manifestó malestar cuando, hace ya algunos meses, se habló de la posibilidad de perder las competencias de Tráfico en Navarra, que han desempeñado históricamente.

El hecho de que el PNV haya negociado en nombre de Navarra es una muestra más del proceso de “vasquización” de la Comunidad Foral que han emprendido los nacionalistas vascos y los que les apoyan, activamente o con su silencio, en Navarra.