El Gobierno despliega a la UME en Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Las Palmas, Tenerife y León

Defensa activa a los médicos militares en la reserva y la farmacia militar incrementará la fabricación de desinfectantes y medicamentos genéricos

Thumbnail

A partir de las tres de la tarde de hoy, la Unidad Militar de Emergencias (UME) hará reconocimientos previos en aquellas zonas urbanas donde tiene desplegados contingentes (Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza, León, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife), en zonas de estas ciudades donde puede haber mayor riesgo de propagación del virus. También se ha procedido a la activación de médicos militares en la reserva y se ha dado instrucciones a la farmacia militar para que incremente la elaboración de la solución desinfectante hidroalcohólica así como otros medicamentos genéricos que fueran necesarios”. Son algunas de las medidas que ha tomado el Ministerio de Defensa a causa del estado de alarma por el coronavirus en la reunión que ha presidido esta mañana la ministra Margarita Robles en el Ministerio con altos mandos de las Fuerzas Armadas.

Aunque en un primer momento se habló de 350, finalmente han sido 911 los efectivos de la UME desplegados en toda España, los cuales en una primera fase identificarán las necesidades para que se cumplan las prohibiciones del estado de alarma, explica Defensa. En Madrid, por ejemplo, hay ya un equipo haciendo labores de reconocimiento en Atocha por si fuera necesaria alguna la tarea de desinfección. Otros se ubicarán en diferentes puntos de la capital, como Chamartín, Plaza de Castilla, Méndez Álvaro y localidades como Móstoles, Alcorcón, Torrejón de Ardoz, Fuenlabrada y Leganés.

Militares de la UME en la estación de Atocha de Madrid
Militares de la UME en la estación de Atocha de MadridUME

En el caso de los médicos militares en la reserva, Defensa confirma que son aproximadamente unos 150 en toda España y unos 70 enfermeros.

A esta reunión han asistido el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares; el Jeje de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Miguel Ángel Villarroya; el Subsecretario de Defensa, Alejo De la Torre; el secretario de Política General, almirante Juan Francisco Núñez; el comandante del Mando de Operaciones, general Fernando López Del Pozo y el Jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME), teniente general Luis Manuel Martínez Meijide.

En esta reunión se ha acordado activar un mando único, que será el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD). El JEMAD, a través del Mando de Operaciones, integrará las capacidades operativas, sanitarias, logísticas y de infraestructura pertenecientes a la UME, Inspección General de Sanidad y de los Ejércitos y la Armada, que pondrá a disposición de las autoridades competentes.

Junto a esto, , esta tarde a las 17:00 horas está previsto que se celebre en la sede del Mando de Operaciones la reunión inicial de planeamiento operativo.

Reunión en Defensa para coordinar los medios de las Fuerzas Armadas a disposición del Gobierno
Reunión en Defensa para coordinar los medios de las Fuerzas Armadas a disposición del GobiernoMDE

Refuerzo sanitario, protección y vigilancia de bienes, lugares y personas o funciones de Policía son algunas de las capacidades que las Fuerzas Armadas han puesto a disposición del Gobierno para contribuir a que se cumpla el estado de alarma decretado por el coronavirus. De hecho, el Real Decreto aprobado por el Gobierno les otorga la condición de “agentes de la autoridad” durante el tiempo que se prolongue esta situación y siempre, eso sí, que sean requeridos para apoyar al resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o a las autoridades sanitarias. De hecho, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya dejó claro en su intervención de ayer que el Ejército estaba preparado para actuar, aunque apuntó que sería “en última instancia”.

Hasta hace pocos días, las Fuerzas Armadas no se encontraban en situación de prealerta ni activadas a causa del coronavirus, pero como bien explicaban los propios responsables militares: “Siempre estamos preparados para activarnos con las capacidades que tenemos”. Fue ayer cuando Sánchez apuntó que, si fuese necesario estarían a disposición del Gobierno, pues cuentan con capacidades y medios clave para hacer frente a una situación como esta. Esta misma semana, en las recientes instrucciones de flexibilización de horarios para militares y civiles que trabajan en el Ministerio, se excluía a los que prestan sus servicios en la Red Sanitaria Militar de la Defensa y se suspendían las maniobras de los dos Ejércitos y la Armada no sólo para evitar posibles contagios o situaciones de riesgo, también para que el mayor número de efectivos y medios estuviesen disponibles.

Capacidades y medios importantes

Y entre todas las unidades de las Fuerzas Armadas, la UME es el principal activo, ya que sus cerca de 4.000 efectivos repartidos por toda España son un referente a la hora de enfrentarse a catástrofes naturales o amenazas biológicas. De hecho, serán la “punta de lanza”.

La UME, en Valencia
La UME, en ValenciaUME

Una de las unidades clave en este despliegue militar también será la Brigada de Sanidad (BRISAN) del Ejército de Tierra, con base en Madrid. Hasta hace poco contaba con un hospital de campaña tipo «ROLE 3», de los más avanzados y que podía atender hasta a 1.000 personas al día, pero nunca fue utilizado y se desmanteló. El pasado año, la Brigada se reorganizó y sus materiales se repartieron entre sus dos Agrupaciones de Sanidad: Madrid (nº1) y Zaragoza (nº3). En la actualidad, cuentan con dos hospitales de campaña tipo «ROLE 2», uno con capacidad para atender a unas 50 personas y otro para 25. Además, disponen de una estación de descontaminación y aislamiento para amenazas nucleares, biológicas y químicas con capacidad para unas seis personas. Junto a esto, la BRISAN tiene una unidad logística para prestar apoyos, en abastecimiento y mantenimiento, a las unidades de Sanidad y a las Formaciones sanitarias que se constituyan.

Otra de las unidades que podría tener un papel destacado en un momento dado es el Regimiento de Defensa NBQ (Nuclear, Biológica y Química) «Valencia nº 1», con capacidad para apoyar a las autoridades civiles para hacer frente a amenazas biológicas gracias, entre otros, a sus laboratorios propios y sus secciones de apoyo sanitario.

También el Ejército del Aire cuenta con unidades sanitarias similares, como las Unidades Médicas de Apoyo al Despliegue (UMAAD) de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) y Zaragoza, cuya misión es la atención sanitaria (preventiva, especializada y quirúrgica). Intervienen en misiones en las que sea preciso proporcionar asistencia en lugares de deficiente infraestructura sanitaria o con cobertura médica saturada, como podría ser el caso si aumentan los contagiados por coronavirus y se produce un colapso sanitario. Tiene, además de aviones y helicópteros medicalizados, hospitales de campaña completamente equioados. La Unidad Médica de Aeroevacuación dispone de medios similares. La Armada, por su parte, también cuenta con efectivos preparados en temas médicos en su Dirección de Sanidad.

Más allá de labores sanitarias o policiales, otra de las capacidades importantes de las Fuerzas Armadas implica a sus ingenieros, capaces de levantar cualquier tipo de edificación en tiempo récord para, por ejemplo, albergar a pacientes. Lo harían con el Regimiento de Especialidades de Ingenieros Nº 11 de Salamanca y, en concreto, con el Batallón de Castrametación II, cuyos efectivos han construido o reformado las bases españolas en países como Afganistán o Irak. La logística en una situación de este tipo también resulta necesaria y en esto también podría ser de gran ayuda la colaboración de las Fuerzas Armadas.