El entorno etarra estrecha el cerco a Sánchez: los acercamientos de presos no son suficientes

Le exigen el traslado de todos los terroristas al País Vasco y Navarra

Son inagotables en cuanto les abre un poco la mano. Se les han concedido casi medio centenar de acercamientos de presos de ETA a cárceles próximas al País Vasco, y a la propia comunidad autónoma, y responden con nuevas exigencias. Para colmo, señalan que “denominar acercamientos a traslados que nos obligan a recorrer cientos de kilómetros responde a una interpretación perversa de la realidad”.

Recuerdan que, desde septiembre de 2018, “47 de nuestros familiares alejados han sido trasladados. Sólo en siete casos a Euskal Herria: ésos son los únicos acercamientos reales que se han producido”.

“La realidad --añaden-- es que, hoy por hoy, el 66 % de las familias de presas y presos políticos vascos, deben recorrer entre 1.200 y 2.200 km para visitarles. Puede que se hayan acortado algunas distancias, pero el alejamiento continúa plenamente activo, sometiéndonos al desgaste físico, psíquico y económico”.

“No admitimos maniobras de distracción, ni falsas alternativas que sólo prolongan el sufrimiento y la restricción y vulneración de derechos. Presas y presos políticos vascos deben ser trasladados a Euskal Herria: única y urgentemente a Euskal Herria”, concluyen.

Como es habitual, ni una palabra sobre las víctimas que causaron loas etarras y a los kilómetros que muchas de ellas tienen que recorrer para visitar a sus familiares... en una tumba.