La Guardia Civil intensifica las pesquisas para localizar a Manuela Chavero

Mañana realizará nuevas diligencias, consideradas como relevantes

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil , junta con Unidad de Policía Judicial de Badajoz, intensifica en estos días los trabajos para el esclarecimiento de la desaparición de Manuela Chavero, según han informado a LA RAZÓN fuentes solventes.

Mañana, en el marco de estas pesquisas, se desarrollarán nuevas actuaciones, cuyo contenido se mantienen secreto con el fin de no poner en peligro el resultado final de las investigaciones

El pasado 27 de agosto, los agentes de la UCO registraron la casa de la desaparecida con el fin de cumplimentar algunas diligencias. Entre otras cosas, realizaron una simulación sobre la posibilidad de que a Chavero se la hubieran llevado a bordo de un automóvil, el tiempo que pudo durar la maniobra y el tipo de vehículo utilizado.

Manuela Chavero, de 42 años, desapareció en la madrugada del 4 al 5 de julio. Tiene dos hijos, quienes se encontraban con su expareja. En el momento de la desaparición, r no se llevó llaves, ni documentación, ni el teléfono móvil, y la televisión y la luz de la casa estaban encendidas. Es decir, todos los indicios apuntan a que fue llevada contra su voluntad después de engañarla para que abriera la puerta, que no aparecía forzada.

Hasta el momento, sólo se ha detenido a un joven de 21 años que estuvo hablando por WhatsApp con Chavero la misma noche de su desaparición y con quien, al parecer, mantenía relaciones. Los agentes, tras tomarle declaración y registrar tres coches, le pusieron en libertad sin cargos.