Puesta en libertad otra etarra en Francia

Alaitz Areitio fue condenada por disparar contra dos gendarmes

La presa etarra Iurreta Alaitz Areitio Azpiri ha sido en libertad tras cumplir 13 de los 17 años a los que fue condenada por disparar contra dos gendarmes.. Tras salir de la de prisión de Rennes, ha quedado confinada en un hotel de esta ciudad con motivo del protocolo sanitario.

La justicia justicia gala la había condenado por disparar (tentativa de homicidio), el 28 de octubre de 2004, contra dos gendarmes, que no resultaron heridos. Iba acompañada de Maite Juarros, que conducía el coche robado en el que las dos intentaban huir.

El Tribunal de lo Criminal de París también sentenció a ocho años de prisión a Ígor Igartua, que aunque no estuvo en ese tiroteo, formaba parte de la misma estructura de reclutamiento de ETA en la que estaban las dos mujeres.

Los agentes intentaron parar el coche de las dos etarras, al darse cuenta de que había defectos en la matrícula. Las etarras se dieron a la fuga; la persecución, que se prolongó durante ocho kilómetros por una carretera de la ciudad de Lourdes, acabó con el arresto de Juarros.

Areitio consiguió escapar y no fue capturada hasta casi dos años y medio más tarde, el 7 de junio de 2007, en un piso franco de ETA de la localidad de Bagnères de Bigorre.

Es el segundo miembro de la banda terrorista, después de Ibon Gogeascoechea, que obtiene la libertad en las últimas horas.