Cuatro estadísticas desmontan la urgencia de Sánchez en cerrar Madrid

Las cifras que oculta Sanidad revelan que la región de Ayuso es novena en tasa de letalidad, octava en contagios y segunda en incidencia de casos y mortalidad

Aunque el Gobierno ha echado mano de los números para decretar el cerrojazo sobre Madrid, existen numerosas estadísticas escasamente aireadas por el Ministerio de Sanidad que revelan un impacto de la segunda oleada de Covid tan intenso, si no mayor, en otras comunidades autónomas. Los datos ponen de manifiesto, por ejemplo, que el territorio que gobierna Isabel Díaz Ayuso no es, ni de lejos, el que registra mayor tasa de letalidad en España.

Tampoco es la región con mayor incidencia acumulada de casos en los últimos 14 días ni se sitúa a la cabeza en mortalidad o en tasa de contagios o Número de Reproducción Básico Instantáneo (Rt), como se le conoce en nombre técnico. El departamento que dirige Salvador Illa ignora también el plan de elasticidad con que cuenta la Comunidad de Madrid para duplicar en menos de cuatro días el número de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIS), con lo que el nivel de ocupación de las mismas se reduciría muy por debajo del 35% que fijó de umbral. Estos son algunos de los datos que ponen en solfa la alarma suscitada por Moncloa.

Madrid, por debajo de la media en letalidad

El Instituto de Salud Carlos III y la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica revelan en su último informe sobre la situación de la Covid-19 en España, con datos acumulados desde el 10 de mayo, que Madrid no está a la cabeza en lo que se denomina tasa de letalidad. El informe contabiliza en nuestro país, entre esa fecha y la actualidad, un total de 533.857 casos confirmados y 3.629 defunciones, lo que equivale a decir que fallecen un 0,7% de los contagiados. Dicha tasa de letalidad es superior a la que registra Madrid, en donde se queda en un 0,6%. En este territorio se han diagnosticado 166.882 contagios y hay 1.016 fallecidos. Peor que Madrid se sitúan Andalucía, con una tasa de letalidad del 0,8%; Aragón, con una del 1,6%; Castilla y León, con una del 1%; Galicia, con una del 1%; País Vasco, con una del 1,1%, Extremadura, con una del 0,8%; La Rioja, con una del 1,2%, y Ceuta, con una del 1,2%. En esta comunidad la Sanidad está gestionada directamente por el Ministerio de Sanidad. Así pues, siete territorios y una ciudad autónoma se encuentran peor que Madrid en esta particular estadística, que no ofrece el departamento que dirige Salvador Illa en sus informes diarios.

Castilla-La Mancha registra más mortalidad

Como ya informó este periódico, el pasado día 6 de este mes el territorio socialista se situaba a la cabeza en tasa de mortalidad, que mide el número de fallecimientos por Covid-19 en proporción a la población registrada por el Instituto Nacional de Estadística. El análisis de los datos oficiales de Sanidad revela que un 0,158% de los habitantes de Castilla-La Mancha ha fallecido desde el estallido de la pandemia en España, frente al 0,1426% de Madrid, comunidad con mucha mayor densidad de población y que registra una movilidad inusitada en comparación con otras regiones, lo que le hace ser más vulnerable frente al virus SARS-CoV-2. Ambos territorios y otros seis (La Rioja, Castilla y León, Aragón, Navarra, País Vasco y Cataluña) superan la media nacional, que era hasta ese día del 0,068%.

La incidencia acumulada en Navarra es mayor

Los casos diagnosticados en los últimos 14 días son uno de los parámetros esgrimidos por el Ministerio de Sanidad para cerrar Madrid. El umbral fijado por Salvador Illa y su equipo es de 500 por cada 100.000 habitantes y el territorio que gobierna Isabel Díaz Ayuso alcanza una incidencia de 563, tras el fuerte descenso registrado en la última semana, pues llegó a rozar los 800. Madrid superaría pues el límite, a tenor de los datos oficiales, pero otra comunidad se encuentra peor en esta estadística: Navarra, que registra 655,9 infecciones por cada 100.000 habitantes. En Melilla, ciudad autónoma cuya Sanidad es gestionada directamente por el Ministerio, la cifra se sitúa en 438, acercándose al límite. Los expertos sanitarios achacan el fuerte descenso registrado en Madrid a las medidas de contención del virus puestas en marcha por el Gobierno regional y a la mayor concienciación de la población. ¿Por qué confinar Madrid cuando la incidencia cae de tal forma en siete días y en otros feudos es aún peor?

Octava en tasa de contagios

La tasa de contagios o Número de Reproducción Básico Instantáneo (Rt) mide el número medio de personas contagiables por cada infectado. En Madrid, dicha media es de 0,9, cifra superada por siete territorios, con Melilla a la cabeza. En esta ciudad autónoma, cada positivo transmite el virus SARS-CoV-2 a 1,3 personas. Además de Madrid, figuran peor en esta estadística Ceuta, Galicia, Andalucía, Asturias, Navarra y Castilla y León, según los datos del Instituto de Salud Carlos III y de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

Junto a todos estos datos, las estadísticas de Sanidad dicen que el pasado jueves había 498 pacientes críticos ingresados con Covid en las UCIS de todos los hospitales de la Comunidad de Madrid, un tercio de los que hay en toda España. Este territorio cuenta con un plan de elasticidad que le permitiría contar con alrededor de 1.900 camas en un plazo de 56 horas y que el Ministerio ignora. Con él, la ocupación descendería del 35% fijado como umbral y habría margen para poder actuar en caso de otro pico de Covid.