Un juez de paz se enfrenta a una sanción por estar afiliado al PP a la vez

El Promotor de la Acción de la Justicia del CGPJ pide un mes de suspensión

Malpica del Tajo es un municipio de Toledo de menos de dos mil habitantes que, por esa circunstancia no tiene juzgados de Primera Instancia e Instrucción, sino un juez de paz que intenta solucionar los conflictos menos graves entre sus vecinos. Pero, como todo juez, está sujeto a las mismas obligaciones e incompatibilidades que cualquier otro miembro de la Carrera Judicial. Y entre estas incompatibilidades se encuentra la de no poder pertenecer a ningún partido político.

Esta circunstancia parece que se le olvidó a M. V. H. H. y durante un tiempo mantuvo a la vez su puesto como juez de paz y afiliado al Partido Popular, aunque es cierto que no llegó a pagar una sola cuota anual.

El «olvido» en cuestión le puede costar una sanción disciplinaria. De hecho, la Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial estudiará hoy la propuesta del Promotor de la Acción Disciplinaria, quien solicita un mes de suspensión por la comisión de una falta muy grave la afiliación a partidos políticos por parte de los jueces o magistrados. Por contra, el fiscal Luis Navajas elevaba su solicitud hasta los seis meses de suspensión.

Fue en 1996 cuando el expedientado juez de paz decidió afiliarse al Partido Popular, para lo cual remitió el documento correspondiente al presidente provincial del partido y la orden al banco para abonar las cuotas de afiliación.

En junio de 2019 fue nombrado juez de paz del citado municipio y su nombramiento se llevó a cabo en agosto de ese año.

El afectado remitió un escrito al presidente provincial del PP en el que le informaba que al ser nombrado juez de paz pedía que se le diese de baja del partido. Sin embargo, según el Promotor de la Acción de la Justicia, no consta la fecha en que remitió ese escrito, ni el propio partido ha podido acreditar cuándo ello sucedió. De hecho, en la respuesta del PP se especifica que es el 14 de octubre de 2019 cuando consta en los ficheros del partido la fecha de baja. Ese día ya había tomado posesión como juez de paz. Esa fecha fue también la que consta en la contestación remitida por el PP de Toledo al Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha cuando le requirió esa información y que recibió en noviembre del pasado año.

Hay otro dato relevante en el informe del Promotor: el ayuntamiento del municipio registró el 2 de octubre de 2019 escrito de un ciudadano en el que se informaba que el expedientado mientras optaba a la candidatura de juez de paz la hacía también para ser candidato a alcaldía por el PP. La conclusión a la que llega es que se ha acreditado que se afilió al PP y mantuvo esa situación un tiempo en que también era juez de paz.