Vuelven las amenazas yihadistas contra Madrid por Navidad

Los expertos sitúan estas campañas de terror mediático en el contexto general de los ataques contra Occidente

Varios detenidos en operación antiyihadista en Bolaños de Calatrava (C.Real)
Imagen de Archivo de una de las operaciones contra el Estado islámico desarrolladas este año en España. EFE/Beldad FOTO: Beldad EFE

Las amenazas a España durante las Navidades por parte de los yihadistas vuelven a repetirse este año. Expertos antiterroristas, consultados por LA RAZÓN, subrayan que este tipo de actuaciones hay que situarlas en el contexto general, por más que señalen objetivos concretos, de Daesh (Isis, Estado Islámico) contra Occidente en unas fechas tan importantes para el cristianismo.

Los yihadistas, a su modo, están en una “guerra de religión” contra “la Cruz”, que hay que “derribarla”, como dicen ellos. Los recientes atentados de Niza, Nigeria e Indonesia son una prueba de ello. Ignorar esta realidad supone descontextualizar uno de los motivos que mueven a los terroristas que, en sus publicaciones, se jactan de asesinar cristianos y quemar iglesias.

A primeros de este mes han aparecido carteles en las redes sociales con amenazas concretas contra Madrid, pero las fuentes consultas insisten en situarlas en ese contexto general. Además, España mantiene el nivel 4 de alerta antiterrorista y, en lo que va de año, se han realizado más de una veintena de operaciones contra el yihadismo que han evitado atentados en preparación.

En noviembre del año pasado, Daesh difundió un vídeo con el lema general de que “estamos aquí”, en referencias a que, en cualquier momento, podían cometer una acción criminal en la capital de España. Señalaban objetivos concretos.

A través de la plataforma Muntasir (inactiva en la actualidad), dependiente de Daesh, en la grabación se veía a un individuo embozado con gafas oscuras que hablaba en árabe y sus palabras aparecían subtituladas en español. Dejaba claro que iban a actuar en venganza por la detención, en el mes de agosto anterior, del responsable de Muntasir en España, en concreto en la localidad de Parla en una operación de la Comisaría General de Información (CGI).

Después lanza un “mensaje a los pueblos “infieles de España”, a los que calificaba de cerdos infieles, anunciaba que “Alá os enviará un castigo y seréis derrotados”. “Somos el califato de Andaluzia y atacaremos cuando menos lo esperéis. El califato tiene células en toda España y Andaluzía será libre”, aseguraban.

Un mes antes, la plataforma Al Adnaj Media había lanzado otro vídeo en el que se invita a los actores-lobos solitarios que pueda haber en nuestro país para que cometieran atentados.

En el vídeo, titulado “no estoy conforme con una vida de humillación”, se decía que “mi aspiración es una muerte gloriosa”; “juro por dios que no temo morir”; “en verdad la muerte es el camino de la yihad”; “permaneceré leal juramento”; “llega la victoria de dios”, y cosas por el estilo.

En plenas Navidades, volvieron a repetir la amenaza y, en esta ocasión, incluían una imágen de La Puerta del Sol de Madrid con el tradicional árbol navideño iluminado.

Asimismo, había una escena en la que se veía a un individuo a punto de abordar un avión y después, la llegada del vuelo a un aeropuerto.

La película, de seis minutos y medio, contenía una larga perorata sobre las “bondades” del Islam tal y como lo quieren aplicar los terroristas del Estado Islámico

Todas estas grabaciones fueron publicadas después de la detención, en la citada operación, del responsable de Muntasir. Tenía en su domicilio cuadernos en los que había anotado los nombres de numerosas personalidades políticas, como la entonces ministra de Justicia, Dolores Delgado, quien antes de ocupar este cargo era fiscal coordinadora de yihadismo en la Audiencia Nacional.

Asimismo, listados de lugares situados en distintas ciudades españolas. Se le relacionaba con el vídeo de unos dos minutos en que se amenazaba a un magistrado de la Audiencia Nacional

En su domicilio fueron hallados numerosos archivos informáticos así como un gran número de precursores químicos, entre ellos nitrato de amonio, así como peróxido de hidrógeno y metiletilcetona (MEK); elementos clave en la confección del denominado TATP o “madre de Satán”, el explosivo más utilizado por los yihadistas y que pretendían utilizar los integrantes de la “célula de Ripoll” antes de que estallaran los explosivos en el chalet de Alcanar.

Disponía de teléfonos móviles manipulados, relojes modificados susceptibles de ser utilizados como temporizadores, una funda de chaleco antibala y una placa con balines adheridos a modo de metralla. Los agentes hallaron manuales manuscritos y “croquis”sobre los pasos a seguir para la confección de artefactos explosivos improvisados.