La Audiencia de La Coruña descarta anular el fallo de Meirás tras detectarse un “error”

Valida la personación de Francisco Franco como copropietario de fincas en las que no figuraba expresamente identificado

Protesta ante el Pazo de Meirás el pasado 10 de diciembre, fecha de su entrega provisional al Estado
Protesta ante el Pazo de Meirás el pasado 10 de diciembre, fecha de su entrega provisional al EstadoCabalarEFE

La Audiencia de La Coruña ha dado por válida la personación de Francisco Franco Martínez-Bordiú como acusado y copropietario de catorce fincas registrales en las que no figuraba expresamente identificado cuando se presentó la demanda por el Pazo de Meirás.

Los magistrados han entendido que no procede la nulidad de las actuaciones porque el nieto de Franco asume todo lo resuelto hasta ahora sobre el procedimiento.

Un error formal detectado por la Sala Civil que estudia el recurso contra la sentencia que entrega el inmueble al Estado amenazaba con la nulidad de las actuaciones y llevar el procedimiento hasta la fase de audiencia previa, anulando así el fallo en primera instancia, aunque la representación de los herederos de Franco había descartado la posibilidad de pedir la nulidad por esta cuestión.

El tribunal indica en la providencia que Francisco Franco, personado en la causa, ha asumido “como propio todo cuanto se ha actuado y resuelto hasta la fecha en el presente procedimiento, así como lo que pueda resolverse en un futuro a resultas de actuaciones procesales ya implementadas”. De acuerdo con esa decisión del heredero, los magistrados indican que “no procede acordar sobre la nulidad de las actuaciones llevadas a cabo ante el Juzgado de Primera Instancia”.

En la providencia, contra la que puede interponerse recurso de reposición, la Audiencia señala que se considera “necesaria” la presencia como demandado del heredero de la familia Franco “en cuanto, aparentemente, sigue siendo el titular registral” de catorce fincas del Pazo de Meirás, pues “no consta su traspaso a Pristina, S.L.”, la sociedad mediante la que Franco se personó como demandado, mientras que sus hermanos lo hacían como personas físicas.

La Audiencia Provincial de La Coruña, ante la que los Franco recurrieron el fallo que les condenó a la devolución al Estado del Pazo de Meirás, solicitó recientemente documentación relativa a la propiedad de varias fincas al detectar un “error”.

Se trata de documentos vinculados a los bienes relacionados con Francisco Franco “y si sus participaciones las pasó o no a la empresa Pristina”, ya que los datos que figuran en el Registro de la Propiedad y en el Catastro no coinciden. Cuando en 2018 transmitió sus derechos sobre la herencia de su madre a esta sociedad, no identificó «por error o inadvertencia» las quince fincas sino solo una, la principal, en la que se ubica el inmueble.

Los Franco están a la espera de que la Audiencia se pronuncie también sobre los recursos de alegación presentados contra las medidas cautelares que han dejado en depósito provisionalmente la posesión de los muebles del Pazo al Estado.

Con el incidente formal resuelto ahora, el recurso que presentaron contra la sentencia en su contra queda ahora pendiente de señalamiento para su votación y fallo.