El juez reclama a Podemos 1.400 archivos para acreditar los trabajos de Neurona

Escalonilla insta al partido morado a remitirle también el contenido del grupo de Telegram al que hace referencia en su informe pericial para negar que fuesen simulados

El juez del “caso Neurona” ha reclamado a Podemos los 1.411 archivos con los que la formación que lidera Ione Belarra pretende demostrar que los trabajos bajo sospecha de la consultora para las elecciones generales del 28 de abril de 2019 -por los que percibió 363.000 euros- no fueron simulados.

En una providencia a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, el magistrado Juan José Escalonilla acuerda la medida tras constatar que en el extenso informe pericial aportada por Podemos se basa en esos archivos (de los que el perito extrae los metadatos para fundamentar sus conclusiones) y no en “el contenido del disco duro”, de cinco TB de capacidad, “aportado por dicho partido político durante la tramitación de la causa”, y que fue precisamente el que analizó la Sección de Ciberamenazas, Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía.

Un soporte digital que, recuerda el titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, “contenía 3.236 archivos y 165 subcarpetas, con un tamaño real de 50,1 GB”. De ahí que el instructor inste ahora a que el partido morado le identifique esos 1.411 archivos, se encuentren o no en ese disco duro.

Con ese objetivo, Escalonilla acuerda requerir a Podemos para que en el plazo de cinco días “presente los 1.411 archivos objeto de análisis en el informe pericial por su parte presentado, junto con la acreditación de que se tratan de los archivos facilitados al perito de cara a la emisión de su informe”.

Cinco días de plazo

Asimismo, reclama al partido de Ione Belarra que aporte (antes también de cinco días) el grupo de Telegram con cuyas conversaciones la formación pretende corroborar igualmente que los trabajos de consultoría electoral se prestaron realmente y que también “ha sido objeto de análisis en dicho informe”. Por último, en relación a este chat le solicita “la acreditación de su facilitación a dicho perito” para que realizara su pericial.

Un informe de la Brigada de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la Policía de marzo del pasado año sembró dudas sobre la documentación aportada por Podemos al juez del “caso Neurona”, facturas incluidas, para intentar acreditar los trabajos. En ese informe, la unidad policial concluyó que “una gran cantidad de archivos no se ajustan por el contenido a la finalidad del contrato” pues “parece tener otro fin que no es el de las elecciones generales del 28 de abril de 2019″.

El informe también recelaba de las facturas aportadas por Podemos para intentar justificar esos trabajos, cuyos conceptos, subrayaba, “son tan genéricos” que no resulta posible “determinar una relación directa entre los conceptos contratados y los facturados”.