Cataluña y la corrupción centran discurso de Lesmes en la apertura del Año Judicial

El presidente del Supremo y del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha destacado hoy ante el Rey en su discurso de apertura del Año Judicial el compromiso de los jueces contra la corrupción y su convicción, en alusión a Cataluña, de que sólo la unidad desde la diversidad garantiza la convivencia.

Lesmes ha pronunciado estas palabras en el acto solemne de apertura del nuevo Año Judicial que ha presidido esta mañana el Rey Felipe VI, en una ceremonia en la que le han acompañado el fiscal general, Eduardo Torres-Dulce, y el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

Una vez concluido el discurso de Lesmes el Rey ha declarado abierto el Año Judicial 2014-2015, con lo que ha concluido la ceremonia celebrada en la sede del Tribunal Supremo.

En una alusión indirecta a Cataluña Lesmes ha expresado su convicción de que solo desde la "lealtad que impide el cambio unilateral de las reglas del juego que han de regir"la convivencia será posible la prosperidad, "en la unidad pero con respeto a la diversidad".

Respecto a la corrupción, el presidente del Supremo ha expresado su preocupación "por esta lacra social que está minando la credibilidad en las instituciones"y que socava la democracia y los derechos humanos y distorsiona los mercados y se ha comprometido a luchar contra ella.

En este sentido, ha puesto de manifiesto el compromiso de los jueces españoles "para revertir esta situación, agilizando la tramitación y resolución de las causas en materia de corrupción".

En su discurso, pronunciado ante los presidentes de las más importantes instituciones del Estado, Lesmes se ha referido también a los datos incluidos en la Memoria Anual sobre el funcionamiento de los juzgados y tribunales españoles: en 2013 fueron dictadas 1.571.391 sentencias y mientras ingresaron 8.600.000 asuntos, fueron resueltos 9.000.000.

Una gran parte del discurso de Lesmes ha estado centrado en Europa y su papel como estímulo para el reconocimiento de nuevos derechos, una idea presente en el mensaje que dirigió a las Cortes el Rey el día de su proclamación, el pasado 19 de junio, según ha recordado Lesmes.

A este respecto ha citado dos ejemplos, el primero de ellos la cuestión prejudicial que dirigieron al Tribunal de Luxemburgo cuatro jueces de la Audiencia Nacional acerca de los nuevos derechos en el ámbito de la protección de la privacidad y el derecho al olvido en el ámbito de internet.

Luxemburgo dictaminó un fallo a raíz de aquella iniciativa y, así, "hoy 500 millones de ciudadanos europeos tienen reconocido un nuevo mecanismo de protección de su privacidad frente a la amenaza que para este derecho representa la propagación"de la información a través de los buscadores de las redes de internet, ha destacado.

El segundo ejemplo citado por Lesmes se ha referido al caso Aziz y, a partir de él, a la protección que Luxemburgo, en aplicación de las directivas y otra legislación europeas, ha extendido para los deudores hipotecarios en España frente a las cláusulas abusivas presentes en sus contratos hipotecarios.

La ceremonia de apertura del Año Judicial se ha desarrollado en el salón de Plenos del alto Tribunal y ha comenzado con la intervención del fiscal del Estado, seguido del presidente del Supremo -ambos han presentado las memorias de 2013-.

Ésta no es la primera vez que Felipe VI preside este acto, ya que siendo Príncipe de Asturias tuvo que sustituir por primera vez a su padre el rey Juan Carlos en la apertura del año judicial de 2011.

Aún así, el monarca ha expresado su deseo de saludar personalmente al personal del alto tribunal aprovechando la ocasión y una vez concluida la ceremonia.

Además de los citados han asistido al acto los presidentes del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos; del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, y del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda.

Pedro Sánchez ha asistido por primera vez a este acto en su condición de nuevo líder del PSOE, y también han estado presentes la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y el presidente de esta comunidad, Ignacio González.

Junto a ellos, la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, portavoces de los grupos parlamentarios en las Cortes Generales y presidentes de tribunales superiores de Justicia y de la Audiencia Nacional, además de los vocales del CGPJ, han asistido a la ceremonia.

A todos ellos se han unido los cerca de 90 magistrados del Supremo, así como los fiscales, abogados del Estado y secretarios judiciales de dicho órgano y muchas otras personas cuyo alto número ha obligado a la organización del acto a ampliar las salas previstas para invitados.