Política

Chacón agita la rebelión de las primarias

La secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Carma Chacón
La secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Carma Chacón

Tomás Gómez se aparta, pero abre un nuevo cisma en el seno del aparato federal del PSOE, en el que un asunto tan recurrente como la celebración de primarias y la elección entre abiertas o cerradas ha provocado profundas heridas en las diferentes federaciones en los últimos años. Una batalla para la que contará con el apoyo de la catalana Carme Chacón, así como de los barones en la Comunidad Valenciana, Canarias y Navarra. El ex secretario general del PSM –desde ayer también ex diputado, ya que renunció a su acta en la Asamblea– aprovechó su última rueda de prensa en la sede del Parlamento autonómico para reclamar la celebración de unas elecciones internas entre los militantes para decidir el nombre de la persona que ocupará el cartel electoral en la Comunidad de Madrid el próximo 24-M. Él mismo tiene un candidato: el fugaz presidente del PSM, Pedro Zerolo, que rápidamente se autodescartó vía Twitter: «Gracias por el apoyo de tantos compañeros, pero en este momento estoy a disposición del PSOE y no me he planteado liderar una candidatura», expresó el socialista.

De la misma opinión que el ex alcalde de Parla es la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Carme Chacón, que visitó ayer Valencia para acudir a la reunión del Arco Mediterráneo Internacional Socialista. Allí aseguró que tras la destitución del líder del PSM ella prefiere que se realicen primarias abiertas al igual que ocurre en países como Francia, Italia o Estados Unidos. Respecto de la decisión tomada por el secretario general del partido, Pedro Sánchez, Chacón no quiso pronunciarse sobre si la salida de Gómez reforzaba o debilitaba al partido, y argumentó que ella es «muy respetuosa con las formas», y expresó que lo que la gente espera del PSOE es «una alternativa sólida frente a los problemas creados por el PP».

«No puede ser maltratado»

Por su parte, el líder de los socialistas valencianos y secretario de Relaciones Democráticas del PSOE, Ximo Puig, insistió en que, tras una decisión de carácter político, el afectado «no puede ser maltratado por nadie», refiriéndose a Gómez. Puig mostró su respeto por la «decisión tomada por el secretario general e instó a «pasar página lo antes posible» ,porque «la política está para solucionar los problemas de los ciudadanos, no para crearlos».

«Tomás Gómez quiere primarias ahora y vamos a tener las mismas votaciones que tuvimos en otoño para elegirle a él», aseguró no sin cierta sorna durante una intervención en La Sexta el presidente de la gestora que dirige desde el miércoles el PSM, Rafael Simancas. En otoño, la federación madrileña celebró primarias cerradas para elegir a sus candidatos con una novedad respecto a las de julio: mientras que para la elección de líder federal los aspirantes tuvieron que reunir un 5% de avales entre la militancia, el aparato madrileño incrementó este porcentaje al 10%, haciendo casi imposible a los candidatos con menor exposición en el partido recabar los apoyos. Tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento de Madrid, sólo Gómez y Carmona fueron capaces de reunir los avales y, de facto, se convirtieron en cabezas de cartel.