Dignidad y Justicia denunciará el homenaje a "Mikel Antza"

"Ninguna democracia digna permitiría que los terroristas fueran homenajeados", destaca Consuelo Ordóñez.

«Ninguna democracia digna permitiría que los terroristas fueran homenajeados», destaca Consuelo Ordóñez.

La fiesta que la izquierda abertzale preparada para este fin de semana al etarra «Mikel Antza», después de que fuera puesto en libertad tras haber cumplido condena en Francia y tras comprobar España que no tenía causas pendiente es visto por las víctimas del terrorismo como un acto de enaltecimiento. Los abertzales quieren convertir al veterano de la banda terrorista en un símbolo de la estrategia para lograr la libertad de todos los reclusos de la banda terrorista algo que las víctimas califican de «vergonzoso». El presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero denunciará ante la Audiencia Nacional este homenaje aunque aseguró que cree que solo existe una «pequeña posibilidad» de que sea suspendido a pesar de que les consta que Fiscalía está concienciada, pero «no sé si podrán hacer algo». «Es todo una vergüenza, sobre todo porque no confiamos en la Audiencia Nacional porque lo va a permitir. «Lo triste es que un tío como este solo haya cumplido prisión por asociación de malhechores y no se haya encontrado nada para condenarle por los asesinatos que tiene a sus espaldas». Portero recuerda que la directiva europea especifica que para que exista enaltecimiento es necesario que esté viva la organización terrorista (directiva pensada para el terrorismo yihadista), pero no se ha hecho nada al respecto para combatir. «Estamos intentando modificarla, pero puede pasar bastante tiempo» hasta que se consiga, indica. Aún así, no se resigna «porque creo que siempre aparecerá algo y ahí estaremos, y podremos encontrar una vía para que se haga justicia con tantas víctimas de crímenes sin resolver».

Por su parte, la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez aseguró que los homenajes públicos a presos de ETA “dejan al descubierto un déficit democrático" porque “ninguna democracia digna, ningún Estado de Derecho consciente del significado de sus víctimas del terrorismo permitiría que los terroristas fueran homenajeados en la vía pública. Que se sigan celebrando con impunidad es decepcionante”.

El año pasado Covite registró 62 homenajes a etarras. En 2017, 48 y se preguntan “¿Hasta cuándo vamos a tener que soportar las víctimas del terrorismo la negativa de la Audiencia Nacional a aplicar la ley y condenar a quienes participan en estos alardes de criminalidad colectiva por un delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas?” Consideró que no solo esto supone un disparate, “sino también que a los jóvenes que asisten a este tipo de actos se les muestra como héroes y modelos de comportamiento dignos de honores públicos a personas cuyo único mérito ha sido ser condenados por pertenecer a una organización terrorista, con el riesgo de radicalización que supone para estos menores”. En el País Vasco y en Navarra, indicó Consuelo está el mayor número de población joven más radicalizada de España, incluso de Europa. Lo que ocurre en estas dos regiones no ocurre en ningún otro sitio. ¿O acaso permitiríamos que se rindiera honores a los terroristas yihadistas de Barcelona en plena Rambla?

Para el presidente de Acvot, José Vargas “esto es un sin vivir” porque “aparte de tomarnos el pelo a toda la Sociedad española de bien, es una nueva humillación hacia las víctimas” y se preguntó si alguien se cree lo que dice la Audiencia Nacional de que “Mikel Antza” no tiene causas pendientes. “Les recuerdo por si no quieren molestarse mucho en trabajar, que este terrorista fue el jefe supremo de la banda desde el 1994 al 2004, en ese periodo ETA asesinó a 88 personas”, dijo. “¿A quienes quieren engañar, definitivamente nos toman por lelos, siguiendo órdenes del okupa de la Moncloa”.

"¿Y no hay nadie que pare esta barbarie o esta sin razón de los homenajes a los asesinos?”, y se preguntó, “por cuanto tiempo más tendremos que aguantar esta indignidad, esta patraña y esta desvergüenza”. El dejar hacer estos actos de Enaltecimiento del terrorista es el recurso que tienen los políticos incompetentes que nos gobierna.