España

El 65,2% de los electores del PP volvería a votarlo

Sólo el 16,8% asegura que no lo hará y un 18% se declara indeciso. El PP sigue siendo referencia de estabilidad (87%) y contra la crisis (89,5%). Con artículos de Javier Arenas y María Dolores de Cospedal.

La encuesta encargada por LA RAZÓN a NC Report sobre el estado de opinión del electorado del Partido Popular apunta a que, tras cuatro duros años de desgaste en el Gobierno, esta formación política sigue contando con una nada desdeñable base de votantes fieles y una significativa cantidad de electores (18%) que aún no ha tomado una decisión en firme en sentido contrario. En la capacidad de movilización de este grupo dependen en gran medida las esperanzas de los dirigentes del partido, que se enfrenta durante 2015 a un año marcado por las citas electorales. Concretamente un 65,2% de los encuestados (todos ellos votantes del PP en las últimas elecciones generales de 2011) afirmó que volverían a votar al partido liderado por Mariano Rajoy si hoy hubiera elecciones. De ellos un 60,2% contestó que no tienen dudas al respecto. Los que afirmaron que «probablemente sí» votarán al PP sumaron un 5% de los participantes en el estudio. Por otra parte, los que ya tienen decidido que no otorgarán su confianza a Rajoy de nuevo suman un 16,8%: es en este grupo donde el PP ha encajado el duro revés que ha supuesto, no sólo las impopulares reformas para salir de la crisis, sino los casos de corrupción y algunas decisiones que han causado polémica, como la de paralizar la derogación de la Ley del Aborto aprobada durante la última legislatura socialista, un compromiso que figuraba de manera clara en el programa electoral con el que Rajoy llegó a la Moncloa y que es un punto extremadamente sensible para buena parte del electorado popular. Al 9,2% de encuestados que creen que «probablemente no» votaran al PP hay que sumar el 8,8% de indecisos que arrojó la encuesta para sumar un 18% al que el PP deberá reconquistar.

El estudio también preguntó al 26% de encuestados que «seguro no» o «probablemente no» volverán al PP a quién otorgarían su confianza de celebrarse elecciones hoy en España. Un 12,5% no encuentra una opción que le convenza y, por tanto, votará en blanco o no acudirá al colegio electoral. Un 6% expresará su desencanto con el bipartidismo dando su voto a Podemos. Por su parte el PSOE se llevaría a un 3,3% de los participantes en el estudio y UPyD a un 1,2%. En cualquier caso, cuando fueron preguntados por cuál es el principal rival del PP de cara a este año electoral, más de la mitad de los encuestados (concretamente el 54,2%) afirmó que el PSOE. Un 30,8% dijo que la amenaza es Podemos y un 15% no tuvo clara la respuesta.

En dos de los temas que más han preocupado tradicionalmente al electorado popular, la estabilidad de España y la salida de la crisis, la formación liderada por Mariano Rajoy sigue siendo la referencia sin apenas dudas de ningun tipo. Concretamente un 87% de los encuestados cree que el PP es el partido político que más estabilidad aporta a España (sólo un 7,2% cree que el PP no es la referencia en este punto). Un porcentaje más alto aún (el 89,5%) considera que el Partido Popular es la formación política que mejor puede gestionar la salida de la crisis en la que el país lleva sumido ya 5 años.

Especialmente significativos son los resultados de la pregunta en la que se inquiría a los votantes del PP sobre cual deberia ser la base del discurso y del programa electoral de este partido durante 2015. La respuesta más numerosas fue la economía (47,8%), seguida muy de cerca de la unidad de España (47,5%). El resto de respuestas se quedaron lejos: para el 29% el PP debería centrar su discurso en la lucha contra el terrorismo y para el 22,7% lo verdaderamente central es la estabilidad de la nación.

La gestión de Rajoy al frente del Gobierno logra un aprobado (5,1) entre los votantes del PP

Quizá los resultados arrojados por la encuesta, que demuestran que no todo está perdido después de las impopulares reformas que el Gobiero se ha visto obligado a poner en marcha para remontar la crisis económica, esté basado en una opinón mayoritaramente favorable al papel del Ejecutivo, y concretamente de su presidente Mariano Rajoy, en el pilotaje de la nave del Estado durante cuatro años nada fáciles de gestión. La nota media lograda por Rajoy se situó levemente por encima del aprobado, concretamente en el 5,1.

Por otra parte, una clara mayoría de los votantes del Partido Popular culpa a la herencia que recibió Rajoy cuando llegó a la Moncloa de que el Gobierno no haya podido cumplir algunos de los compromisos de su programa electoral. Un 70,3% se mostró deacuerdo con esta opinión, mientras que un 23,5% cree que esta excusa no es válida.

Sin embargo la pregunta en la que los electores del PP se mostraron más unánimes fue en su condena a la corrupción. Para la práctica totalidad (un 94,8%) de sus votantes, el PP debería tomar medidas más duras contra esta lacra.

La encuesta consistió en 600 entrevistas telefónicas realizadas exclusivamente a votantes del PP en 57 minucipios repartidos por 17 comunidades autónomas. El trabajo de campo se realizó entre el 19 y el 24 de enero, es decir, coincidiendo con la Convención Nacional del PP celebrada este fin de semana en Madrid y la salida del ex tesorero del partido, Luis Barcenas, de la cárcel de Soto del Real.