Política

El acuerdo de Murcia acerca una solución para Madrid

Los partidos miran el modelo murciano para desbloquear el gobierno de Ayuso y se emplazan a la semana que viene para avanzar en el diálogo

Los partidos miran el modelo murciano para desbloquear el gobierno de Ayuso y se emplazan a la semana que viene para avanzar en el diálogo.

Publicidad

El Gobierno de la Región de Murcia, «a priori», está desbloqueado. Esa es al menos la imagen que los tres partidos necesarios para «desatascar» la parálisis autonómica –PP, Ciudadanos y Vox– han escenificado tras diversas negociaciones para sacar adelante un Ejecutivo presidido por el popular Fernando López Miras y sostenido por la líder de la formación naranja, Isabel Franco.

Tras una investidura fallida el pasado día 4 con los votos en contra de los de Santiago Abascal, los representantes de las tres fuerzas murcianas decidieron volver a reunirse para llegar a un acuerdo, pero no fue hasta el jueves cuando Vox presentó un nuevo documento de investidura en el que eliminó la revisión de la ley LGTBI, y que finalmente fue aceptado ayer por las dos partes restantes. Esto significa que Murcia tendrá gobierno pronto.

Ahora falta fijar una fecha, que será condicionada por el debate de investidura de Pedro Sánchez en el Congreso. No obstante, el presidente de la Asamblea Regional, Alberto Castillo, iniciará hoy la ronda de consultas a los grupos para designar candidato, y el lunes se reunirá la Junta de Portavoces para fijar la fecha del Debate. Según fuentes del parlamento autonómico, será probablemente el viernes de la próxima semana cuando se celebre la sesión que contará, esta vez sí, con los votos a favor en primera vuelta de los cuatro diputados de Vox.

De esta forma, los 16 escaños del PP y los seis de Cs serán los que formen el nuevo Ejecutivo con el apoyo de Vox, ya que los de Abascal han dejado claro que ellos no quieren formar parte del nuevo Gobierno, sino que pasarán a la oposición.

Publicidad

En Madrid se espera que ocurra lo mismo y que la región de Murcia ejerza de «espejo» en el que mirarse para desatascar el gobierno de la comunidad de Madrid. Ayer fuentes de Vox aseguraban que por ahora no había previsto ningún movimiento o reunión para desatascar la situación y desmentían que se fuera a producir ninguna rueda de prensa de Rocío Monasterio en la tarde de ayer, un rumor que corrió entre los periodistas. Estimaban que podría haber avances, pero ya la semana que viene. El líder de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado insistió un día antes que no se había producido todavía ningún avance y presionan a los de Abascal acusandoles del «bloqueo por bloqueo». Mientras Vox insiste en es que se tenga en cuenta partes de su programa, mientras los naranjas dicen que quien tiene que ceder es Vox porque el programa que acordó con el PP no se puede tocar ni una coma y solo cabría la fórmula murcinaa.

Más optimista se mostró ayer la candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, que destacó lo de Murcia como «un paso adelante» para la situación de Madrid por lo que espera que su investidura se produzca antes de que empiece el mes de agosto. Espera volver a hablar con Cs y Vox la semana que viene y buscar puntos de encuentro.

Publicidad