MENÚ
martes 25 septiembre 2018
09:50
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«Las bombas no se van a equivocar matando a yemeníes»

  • Isabel Celaá durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros/Foto: J. Fdez.-Largo
    Isabel Celaá durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros/Foto: J. Fdez.-Largo

Tiempo de lectura 2 min.

15 de septiembre de 2018. 02:59h

Comentada
Ainhoa Martínez,  S.E..  14/9/2018

La polémica de la venta de armas a Arabia Saudí sigue trayendo cola. Después de que el Gobierno rectificara en su intención de paralizar este contrato, el argumentario para defender ahora que no se haya dado marcha atrás es, cuanto menos, cuestionable. Preguntada en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros sobre cómo puede asegurar el Ejecutivo que las bombas no serán utilizadas contra la población civil en el conflicto en Yemen, la portavoz, Isabel Celaá, señaló que por tratarse de artefactos «láser de alta precisión», no hay posibilidades de que quienes los utilicen yerren el tiro. «El Gobierno sabe lo que está vendiendo, son láser de alta precisión y, por lo tanto, si son de alta precisión no se van a equivocar matando yemeníes». Cabe tener en cuenta que solo unas semanas después de que , durante el mes de julio, se iniciaran los trámites para paralizar este acuerdo, un bombardeo de Arabia Saudí en Yemen mató a 51 personas, entre ellos 40 niños. Además dejó 77 heridos.

La crisis de las bombas comenzó la semana pasada cuando el Ministerio de Defensa avanzó primero que el contrato se cancelaría y se devolverían los 9,2 millones de euros abonados por este material, lo que podría haber puesto en riesgo a su vez el contrato con ese país para la compra de cinco corbetas a la empresa Navantia. Entonces, se dio marcha atrás y se continuó con la venta para salvaguardar los intereses de los trabajadores. «El Ejecutivo siempre ha estado con ellos, su trabajo no estaba en riesgo», defendió la portavoz.

No obstante, a cambio de salvaguardar el contrato con Navantia se ponía en entredicho a Margarita Robles. Celaá dejó entrever ayer en su comparecencia que la decisión de paralizar el contrato fue una «opinión» personal de la ministra de Defensa y que como el Ejecutivo actúa «de manera colegiada» finalmente se optó por cumplir el contrato de venta de misiles a firmado en 2015 entre España y Arabia Saudí. El contrato para la venta de estas 400 bombas de precisión a Arabia Saudí se enmarca dentro de la «Operación Tormenta de la Firmeza y Devolución de la Esperanza» que lidera Arabia Saudí contra los hutíes, opositores al que esta coalición de países árabes considera gobierno legítimo yemení.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs