«El PP elegirá su candidato cuando le convenga antes del 7 de abril»

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha rechazado hoy que se pueda hablar de retraso en la designación del cabeza de lista del PP para las elecciones europeas porque el plazo acaba el 7 de abril, y ha subrayado que, antes de esa fecha, el partido lo designará cuando le convenga más. De esta forma Cospedal ha defendido la autonomía del PP para administrar los tiempos y decidir el momento en el que anunciará su candidato en la conferencia de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido, en el que se barajaba la posibilidad de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, desvelara el nombre de ese cabeza de lista.

La "número dos"del PP ha señalado que en la reunión de hoy no se ha hablado "absolutamente nada"sobre ese candidato y ha insistido en que "aquí no se retrasa nada. Cada uno -ha añadido- elige los tiempos que le parecen bien".

Ante la insistencia de los periodistas y las declaraciones de algunos de los barones del partido que a la llegada a la reunión consideraban conveniente conocer el candidato cuanto antes, Cospedal ha reiterado que los plazos están para respetarlos y que anunciarán su cabeza de lista cuando consideren conveniente.

"Ya lo sabrán", ha recalcado tras rechazar que el mantener la incógnita pueda suponer un beneficio para el PSOE, que ya ha anunciado que la número uno de su lista a las europeas es Elena Valenciano.

"Creo que es muy serio dar el candidato dentro del plazo que tenemos. Cada uno administra los tiempos como le parece más oportuno y hay un plazo que cada uno utiliza como considera. Lo que no sería serio es si terminara el plazo y no se hubiera dicho el candidato, pero los plazos están para utilizarlos", ha insistido.

Cospedal tampoco ha valorado la conveniencia de elegir un nombre frente a otro, un asunto que -ha dicho- parece generar "más expectativa"fuera y en los medios de comunicación que dentro del partido y, "por respeto a todo el mundo", no ha querido avanzar cuál sería para ella el mejor candidato.

En su discurso ante el Comité Ejecutivo, Rajoy ha recalcado que las elecciones europeas son "trascendentales"para España, porque de ellas saldrá el Parlamento europeo con mayor capacidad de decisión de la historia y que adoptará después decisiones sobre los derechos de todos los ciudadanos de los estados miembros.

Rajoy, ha indicado Cospedal, quiere hacer una campaña centrada en los ciudadanos y en lo que va a suponer Europa para los españoles.

Sobre las encuestas que en estos momentos dan la ventaja al PP en esos comicios, Cospedal ha afirmado que esa ventaja tiene que darse el día de las elecciones, pero ha insistido en que, como también ha dicho Rajoy, es importante que en el Parlamento europeo estén los partidos que tengan capacidad de decisión y de influir en política europea.

El presidente del Gobierno y del PP ha aludido también a la reciente cumbre del Partido Popular Europeo celebrada en Dublín, que ha elegido al luxemburgués Jean Claude Juncker candidato a la Comisión Europea y ha aprobado un manifiesto con una participación importante el PP.

Respecto al programa electoral del PP español, Cospedal ha explicado que se está terminando de ultimar y que contará con "19 apéndices o programas territorializados"en cada una de las comunidades autónomas.

El encargado de presentar la organización electoral y las líneas que marcarán la campaña ante el Comité Ejecutivo ha sido el vicesecretario general de Organización, Carlos Floriano.

La campaña del PP contará con el apoyo y la colaboración de todo el partido a nivel estatal, autonómico, provincial y local, y en ella se implicará la dirección nacional de los populares y la del partido en cada una de las comunidades y provincias.

Entre los numerosos actos de precampaña, los próximos 4 y 5 abril se celebrará una intermunicipal del PP en Valencia y además se han preparado 19 convenciones regionales "a lo largo y ancho de toda España", así como actos en los que se explicarán las reformas del Gobierno y sus resultados.

Rajoy se ha referido también en su discurso a la situación económica y política en España y ha recordado ante la dirección del PP que "ningún Gobierno de la democracia"ha recibido una herencia como la que se encontraron los populares hace dos años de los socialistas.

No obstante, ha elogiado como el Ejecutivo fue capaz de hacer un diagnóstico para superar la situación y poner en marcha un programa a cuatro años con reformas y no "improvisaciones y ocurrencias", que finalmente han ayudado a iniciar el crecimiento y la creación de empleo.

Un programa que está permitiendo también asumir el reto y poner en marcha algunos compromisos del PP, como la rebaja de impuestos.

En contra de los argumentos de la oposición, que critican al Gobierno por recortar la sociedad del bienestar y los servicios públicos, Rajoy ha recordado que hoy en España se garantizan la sanidad y la educación públicas, universales y gratuitas, así como un sistema de pensiones sostenible en el tiempo.