El PP, en primera línea, comparte el enfado de las víctimas

Aseguran que el Gobierno luchará para cubrir el hueco legal que ha dejado la sentencia de Estrasburgo

El eurodiputado Carlos Iturgaiz, los tres vicesecretarios generales del PP, Javier Arenas, Carlos Floriano y Esteban González Pons; la alcaldesa de la capital, Ana Botella; las presidentas del PP del País Vasco, Arantxa Quiroga y de Madrid, Esperanza Aguirre, y el jefe del Ejecutivo madrileño, Ignacio González, durante la concentración. Foto: Efe
El eurodiputado Carlos Iturgaiz, los tres vicesecretarios generales del PP, Javier Arenas, Carlos Floriano y Esteban González Pons; la alcaldesa de la capital, Ana Botella; las presidentas del PP del País Vasco, Arantxa Quiroga y de Madrid, Esperanza Aguirre, y el jefe del Ejecutivo madrileño, Ignacio González, durante la concentración. Foto: Efe

A un lado del escenario se concentraban las víctimas, al otro los políticos. Todos acudieron ayer a mostrar su rechazo por la sentencia que dictó el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo derogando la «doctrina Parot». El Partido Popular mandó una representación de sus dirigentes entre lo que se encontraban tres vicesecretarios generales del partido: Esteban González Pons, Carlos Floriano y Javier Arenas así como el secretario de Justicia, Derechos y Libertades de los populares, Iñaki Oyarzabal. A través de su cuenta de Twitter destacó que el Gobierno acata la sentencia «pero que luchará para cubrir este hueco legal». A este respecto, González Pons indicó que tras la «humillación» que ha supuesto la sentencia europea, «el corazón de toda España» estaba ayer con las víctimas. Espero que hoy toda Europa vea lo que a España le ha dolido esta sentencia». Oyarzábal destacó que su partido secundaba la protesta de la AVT con el fin de compartir el enfado y el dolor de las víctimas, «porque su dolor es el nuestro». Además, mostró su confianza en la justicia, la democracia y el Estado de derecho como instrumentos para vencer al terrorismo. «Vamos a poder terminar de una manera total y definitiva con ETA y tenemos confianza en el Gobierno y en su política para acabar con los terroristas», concluyó. También la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga acudió a arropar a las víctimas ante una sentencia que consideró «profundamente injusta» y compartió la «indignación de las víctimas».

Durante el acto se pudieron escuchar varios abucheos e insultos contra los políticos que habían acudido a la concentración. La más aplaudida fue Esperanza Aguirre, que llegó a ser aclamada por algunos como «presidenta, presidenta» y cargó contra el «llamado» tribunal de Derechos Humanos del que dijo que «no son magistrados sino políticos» y destacó que acudía a la convocatoria para «evitar que se humille a las víctimas y se enaltezca a los verdugos». La alcaldesa de Madrid, Ana Botella declaraba que «quería estar aquí como ciudadana y como alcaldesa de una ciudad que ha sido especialmente azotada por el terrorismo» y subrayó que «el relato de la historia del terrorismo hay que escribirlo con vencedores y vencidos». Por su parte, Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, destacaba que «estar con las víctimas es una obligación moral».

Una amplia representación del PP de Navarra se desplazó hasta Madrid para apoyar a las víctimas. La delegada del Gobierno de Navarra acudió como miembro del PP y de la AVT (ya que la banda terrorista ETA intentó asesinar a su padre hace años) y destacó que un día como ayer había que estar «con las víctimas y decir claramente cuando algo es injusto y nos duele también». Alba destacó que «el fallo, en todos los sentidos, de Estrasburgo ha hecho mucho daño a las víctimas. Es volver a revivirlo todo y recordó que en Navarra es una tierra que ha sufrido mucho el zarpazo del terrorismo». Entre otros también asistieron el presidente del PP de Navarra, Enrique Martín, la vicepresidenta Ana Beltrán, el Vicepresidente de la Comisión de Economía y Asuntos Monetarios del Parlamento Europeo, Pablo Zalba o Jaime Zuza. Los concejales de dos de los bastiones abertzales de Navarra; Olazagutía y Extarri Aranatz, Óscar Álvarez y Juan Antonio Extremera subrayaron la «obligación moral» que sienten de estar junto a las víctimas, apoyándolas.

Por su parte, la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina destacó la importancia de conseguir derrotar social y políticamente a la banda terrorista. «No podemos consentir que los asesinos en serie se consideren ahora que son víctimas y por eso tenemos que estar con las verdaderas víctimas de la democracia para defender su memoria y su dignidad ya que es la nuestra».

El eurodiputado Jaime Mayor Oreja pronosticó que «va a continuar» la negociación alcanzada y advirtió de que «aquí no termina el mal llamado proceso de paz». «El objetivo es romper para alcanzar la autodeterminación» y calificó de «disparate» y «gran tristeza» que salgan los terroristas a la calle.