MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
08:33
Actualizado
  • 1

El PP remonta pese a la operación para derribarlo

Encuesta electoral NC Report a un mes de cumplirse dos años del gobierno del PP

El PP volvería a ganar las elecciones aupado por la mejora de la economía

Aventaja al PSOE en 8,1 puntos un mes antes de cumplir dos años en el Gobierno

Tiempo de lectura 4 min.

14 de octubre de 2013. 13:04h

Comentada
14/10/2013

A falta de poco más de un mes para que se cumpla el segundo aniversario de las elecciones del 20-N, el sondeo de NC Report para LA RAZÓN nos confirma que el PP volvería a ganar las elecciones generales al conseguir nuevamente ser el partido más votado, superando otra vez al PSOE que le sigue a 8,1 puntos. Los populares también aventajan a los socialistas entre los electores mayores de 44 años.

Se constata un crecimiento de la abstención de 10,1 puntos, lo que rebaja la participación al 58,8%, frente al 68,9% de 2011. Por lo que nos encontramos ante el porcentaje de participación más bajo en unas elecciones generales desde la restauración de la Monarquía. Hasta ahora el peor resultado lo ostentaban las generales de 1979 en las que la participación llegó tan solo al 68,0%, 9,2 puntos superior a la actual. Más recientemente también encontramos registros de baja participación en las elecciones generales de 2000 y 2011, con el 68,7% y 68,9%, respectivamente, pero que superan prácticamente en 10 puntos a la actual.

Los españoles que no ejercerían hoy su derecho al voto se incrementan en 3,7 millones netos, al pasar de 11,1 millones en 2011 a 14,8 millones en la actualidad, diferencia que llama más la atención cuando sabemos que el censo electoral tan sólo ha crecido en este periodo de tiempo en 210.000 electores. Los dos grandes partidos son los más perjudicados por el repunte de la abstención; al PP le cuesta el 30,4% de sus votantes y al PSOE el 13,0%. Las tres candidaturas que retroceden con respecto a 2011, tanto en número de votantes, como en porcentaje de voto, así como también en escaños, son PP, PSOE y CiU. Los populares descienden 9,6 puntos, pasan del 44,6% al 35,0% del voto válido, su grupo parlamentario se reduce en 32/36 escaños, baja de 186 a 150/154 diputados, entre 40 y 48 más que el PSOE. El 63,8% de los que votaron al PP en las elecciones del 20-N lo volvería a hacer ahora.

La principal fuga de electores se da por la abstención, que le cuesta el 30,4% de sus votantes. Otro 2,5% elige el cambio de voto a UPyD.

El descenso del PSOE es de 1,9 puntos porcentuales al bajar del 28,8% al 26,9% del voto válido. Su representación parlamentaria podría verse mermada en 4 diputados, al pasar de 110 a 106/110 escaños. Conserva el 72,2% de los votantes de noviembre de 2011. La mayor parte del voto que pierde se debe a la abstención del 13,0% de su electorado y al trasvase a IU de otro 11,4%. CiU es la tercera fuerza parlamentaria que retrocede, y pasa de 1,0 a 0,6 millones de votantes. Su grupo parlamentario se reduce de 16 a 12 escaños y su porcentaje sobre el voto válido merma del 4,2% al 2,8%. Se deja en el camino 425.000 de sus votantes de 2011.

Como más arriba se refería, la primera causa de descenso de populares y socialistas es la abstención, pero no es la única, en el caso del PP el 2,5% de sus votantes de 2011 migran a UPyD y en el del PSOE el 11,4% de su electorado se trasvasa a IU. Por lo tanto, el avance de IU y UPyD se debe en buena parte a los votos transferidos desde el PP y PSOE; el 16,6% de los actuales votantes de UPyD proceden del Partido Popular y el 31,5% del electorado actual de Izquierda Unida votó al PSOE en las elecciones generales de 2011. IU logra aumentar su porcentaje de voto en 5,3 puntos, alcanzando el 12,2% del voto válido. Ello le permite optar a 26/28 escaños en el Congreso, lo que supone incremento de su representación de 15/17 escaños. En 2011 obtuvo 11 actas de parlamentarios. La coalición de Cayo Lara crece en 840.000 votantes, totalizando en estos momentos 2,5 millones. De ellos 800.000 proceden directamente del PSOE. Mantiene al 79,2% de sus votantes de 2011, porcentaje superior al del PP y al del PSOE. El grueso de los votantes que pierde lo son por la abstención, a la que marcha el 11,3% de sus electores. El restante 9,1% se reparte entre otras opciones. UPyD es la segunda candidatura en crecimiento. Pasa del 4,7% al 7,8% del voto lo que le permite pasar de 5 diputados a 13/14, con lo que casi triplicaría sus actuales escaños. El partido magenta incrementa su electorado en 480.000 votantes y con lo que su actual número de votantes es de 1,6 millones. Cuenta con la lealtad del 81,7% de sus votantes de 2011, presentando junto a IU el porcentaje más elevado de fidelización. La mayor parte de los votantes que pierde se debe a la abstención a la que marcha el 12,2%. Ni IU ni UPyD se libran de pagar un elevado peaje por la abstención.

Últimas noticias