MENÚ
martes 23 octubre 2018
20:02
Actualizado
  • 1

El PSOE esquiva la derogación de la prisión permanente

  • El PSOE esquiva la derogación de la prisión permanente

Tiempo de lectura 4 min.

06 de febrero de 2018. 02:53h

Comentada
C.S. Macías 6/2/2018

C. S. Macías - El debate sobre la prisión permanente revisable aún tendrá que esperar. PP y PSOE pidieron ayer que se prorrogue el plazo de las enmiendas a la totalidad y será hoy cuando la Mesa se pronuncie sobre ello. La costumbre es que cuando dos grupos parlamentarios piden prorrogar el plazo de enmiendas a un texto la Mesa lo conceda de forma automática y se pueda seguir prorrogando cuantas veces lo soliciten.

La Proposición de Ley presentada por el PNV que pide la derogación de la prisión permanente revisable se tramita en el Congreso desde octubre y fue tomada en consideración con el apoyo de todos los grupos de izquierdas, de los independentistas y la abstención de Ciudadanos. Pero, aunque se aprobó su tramitación, los grupos no tienen la misma postura sobre este asunto y el problema es que para su debate tendrán que ponerse de acuerdo para consensuar un texto y ahí es donde chocan sus posturas.

El PP aprobó en 2015 esta figura legal gracias a la mayoría absoluta que entonces ostentaba y que en la actualidad se aplica a ocho delitos graves. Los populares no cuentan con la mayoría suficiente en el Pleno, por lo que con el escenario que hay ahora sería derogada y aplazar el debate la mantiene en vigor como hasta ahora. Si no, proponen endurecer la norma con hasta tres delitos más: ocultar el cadáver de una persona asesinada o no colaborar en su hallazgo, el secuestro que acabe en asesinato, incendios en los que se ponga en peligro a la vida de personas o determinados usos de elementos químicos o nucleares.

Mientras, el PSOE trata de ganar tiempo. Aunque apuesta por su derogación no se puede permitir en estos momentos escenificar un rechazo de la norma que cuenta con el clamor popular tras la campaña de los padres de Diana Quer, Marta del Castillo o Mari Luz, que han logrado recoger hasta dos millones de firmas para que no se derogue. Los socialistas están molestos con el PP y ayer cargaron contra el Ejecutivo de Rajoy por querer dar una vuelta más de tuerca a la norma con tres delitos más y acusaron al PP de utilizar «a los muertos y a las víctimas para hacer política». «Esto no puede ser, me parece terrible», señaló ayer el portavoz del PSOE, Óscar Puente, quien aconsejó «pedagogía y calma» mientras reconocía que el debate que viene por delante es «difícil» de abordar «al calor de los sucesos de los últimos tiempos». Los socialistas insisten en la derogación de la ley porque consideran que el Código Penal es suficientemente duro. Destacan que la prisión permanente revisable estaba en vigor cuando se produjo el asesinato de Diana Quer y que esa medida no pudo evitarlo. «Confiar en el Código Penal es asumir de entrada un fracaso», informa Efe.

Cs, ante el debate social generado, echa ahora un pulso al PP y apuesta por endurecer de 15 a 20 años de condena antes de poder acceder al tercer grado y considera que la propuesta del Gobierno son «improvisaciones y parches» en la legislación penal. Por su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, recordó ayer a Cs, en una entrevista en Cope, que Macron, «al que tanto admira Rivera», no se plantea derogarla.

Últimas noticias