MENÚ
viernes 14 diciembre 2018
11:08
Actualizado

El senador de Podemos por Lanzarote fue detenido por tráfico de cocaína

  • El senador electo por Lanzarote José Ramón Galindo subió esta fotografía con Iglesias en su página de Facebook
    El senador electo por Lanzarote José Ramón Galindo subió esta fotografía con Iglesias en su página de Facebook

Tiempo de lectura 4 min.

28 de diciembre de 2015. 00:55h

Comentada
28/12/2015

José Ramón Galindo Gónzalez, senador electo de Podemos en las pasadas generales, fue detenido en febrero de 2008 por un presunto delito contra la Salud Pública tras serle confiscados «10 envoltorios de cocaína, un trozo de hachís y 120 euros fraccionados en billetes» según la nota de prensa publicada entonces por la Policía local de Tías, Lanzarote.

Poco después de su victoria en las elecciones del 20 de diciembre, las redes sociales comenzaron a propagar el rumor y varios medios de comunicación locales de Lanzarote se hicieron eco de la noticia. Podemos ha salido al paso de estos hechos haciendo público el documento con el que, meses después de producirse la detención de Galindo, el Juzgado de Primera Instancia Nº 3 de Arrecife dictaba el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa debido a que el Ministerio Fiscal consideró que no estaba debidamente justificada la existencia de delito.

Los sucesos que produjeron la detención de José Ramón Galindo tuvieron lugar durante las fiestas de la Candelaria en Tías, Lanzarote, en febrero de 2008. La Policía Local se encontraba patrullando en los alrededores de la celebración cuando vieron a dos personas realizando lo que parecía «una transacción de droga». Uno de los sospechosos tiró un envoltorio que, tras ser localizado por los agentes, se comprobó que contenía cocaína. Cuando se procedió a resgistrar a José Ramón Galindo González, se encontraron en su poder «10 envoltorios de cocaína, un trozo de hachís y 120 euros fraccionados en billetes» que, en opinión de los agentes, podrían proceder de anteriores ventas.

Poco después de que saltara la noticia el secretario insular de Podemos en Lanzarote, Carlos Meca, declaró a «La Provincia» sentirse «absolutamente tranquilos, porque el juzgado archivó la denuncia y Galindo ni siquiera llegó a ser juzgado». Según Meca, la detención de Galindo hace siete años con droga en su poder no tiene mayor trascendencia: «De todo esto se ha pretendido hacer una montaña, evidentemente para hacer daño. Son los clásicos movimientos para intentar hacer daño», declaró a «La Voz». En referencia al nuevo senador de Podemos, Meca afirmó que se encontraba «tranquilo, en la medida en que desde el primer momento sabía perfectamente lo que había ocurrido», aunque «ha lamentando el revuelo organizado».

Podemos ha remitido también una certificación, con fecha de 22 de diciembre de este año, donde se confirma que el presunto delito contra la salud pública fue sobreseído y archivado.

El partido liderado por Pablo Iglesias ha logrado unos importantes resultados en Lanzarote en las generales del 20 de diciembre, donde fue la lista más votada tanto al Congreso como al Senado, desbancando al PSOE. José Ramón Galindo González logró su escaño en el Senado por un estrecho margen al imponerse a la candidata socialista, Ariagona González, por tan sólo 318 votos.

El caso de Galindo, que ensombreció el éxito de Podemos en Lanzarote, se une al de José Oliver Martínez, elegido en febrero de 2015 miembro del Consejo Ciudadano de Podemos en Baleares. Oliver era uno de los dos ibicencos que se sumaron a la lista de Alberto Jarabo para las primarias de Podemos en Baleares, candidatura que resultó la más votada. El Comité de Garantías de Podemos forzó la baja de Oliver tras hacerse público que había sido condenado por tráfico de drogas apenas un año y medio antes de presentarse a las primarias. La condena que se le impuso fue de 20 meses de cárcel y 2.000 euros de multa. Oliver, en cuanto trascendieron sus antecedentes penales, dimitió inmediatamente y lamentó el daño causado al partido.

El cabeza de lista de Podemos por Tenerife, Alberto Rodríguez, ya diputado electo, también ha tenido problemas con la Justicia al haber sido detenido durante varias revueltas estudiantiles violentas. De hecho, poco después de conocer que iba a ser diputado en Madrid, escribió en su página de Facebook que estaba orgulloso de haber sido detenido y que volvería a hacerlo: «No me avergüenzo de haber luchado, de haber defendido los derechos de todos y todas y de haber acabado detenido por ello, fruto de sus políticas de reprimir la disidencia. No sólo no me avergüenzo sino que lo volvería a repetir. Voy al Congreso, entre otras muchas cosas, para intentar evitar que nadie más en este país tenga que pasar por eso».

Últimas noticias