El terrorista Vendrell: héroe de la Cataluña independiente

ERC pide al Parlament mantener su calle por su «defensa de la cultura catalana»

La Razón
La RazónLa Razón

Una placa de homenaje, pero no un homenaje cualquiera. La familia del empresario catalán José María Bultó lleva años luchando para que el Ayuntamiento de Santa Coloma de Cervelló (Barcelona) retire la calle dedicada a Jaume Martínez Vendrell, terrorista condenado por el Tribunal Supremo como inductor del asesinato en 1977 del industrial textil, aunque nunca cumplió condena porque se fugó a Andorra y no se entregó a las autoridades españolas hasta poco antes de morir en 1989. En pleno proceso soberanista, Esquerra Republicana de Catalunya reivindica la calle dedicada al terrorista y pide que se mantenga tal cual está pese a incumplir la normativa por su «patriotismo catalán» y «su buen comportamiento ciudadano».

La formación que encabeza Oriol Junqueras presenta hoy una resolución parlamentaria en la comisión de Asuntos Institucionales para defender el homenaje ante el recurso contencioso-administrativo de la Delegación del Gobierno en Cataluña para que el Ayuntamiento retire la placa de Martínez Vendrell. Con la iniciativa, intenta blindar la calle dedicada al terrorista a la par que busca desgastar a la delegada del Gobierno, Llanos de Luna, blanco de los soberanistas desde que tomó posesión de su cargo por sus recursos contra los ayuntamientos e instituciones que sobrepasan la legalidad.

La delegada del Gobierno solicitó a través de un requerimiento en junio de 2012 que el Ayuntamiento quitara el nombre de la calle en cumplimiento de la Ley de Protección de Víctimas de Terrorismo de 2011, que prohíbe explícitamente los homenajes a terroristas. Ante la negativa, presentó un recurso. Esta iniciativa se sumaba a los intentos de la familia y la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo para desencallar la situación.Martínez Vendrell fue fundador y dirigente de la organización terrorista Ejército Popular Catalán (Época), considerada como precursora de la posterior Terra Lliure. En la resolución que ERC lleva al Parlament, la formación admite que la sentencia contra Martínez Vendrell «formalmente sigue vigente». Sin embargo, considera que «desde un abordaje histórico, resulta plenamente admisible pasar a un segundo plano la controvertida imputación judicial del sr. Martínez Vendrell del terrible asesinato del sr. Bultó y, en el momento de confeccionar su biografía, hacer prevalecer o resaltar, según los fines, otros factores o valores». Estos «factores» o «valores» no son otros que «el del patriotismo catalán del personaje o su buen comportamiento ciudadano».

Añade ERC que se puede afirmar que «el homenaje público tributado no tiene de ninguna manera que significar, como se pretende por el querellante, un enaltecimiento del terrorismo o la humillación de las víctimas». A su juicio, es «perfectamente posible laurear determinados pasajes o momentos de su biografía personal, sin que los controvertidos tengan porque (sic) necesariamente empañar al resto».

Desde que una coalición formada por Entesa pel Progrés Municipal, ERC y CiU puso, con el apoyo de PSC y CiU, la placa en el año 2002 a este hijo natal de la localidad por ser un «patriota catalán» ya que luchó contra el fascismo, los sucesivos gobiernos locales han mantenido el homenaje. La Ley de 2011 abrió una esperanza para la familia, aunque de momento el Ayuntamiento no cumple. En mayo de este año, todos los partidos excepto Ciutadans se unieron en el Parlament para tumbar una resolución del PP que pedía la retirada de la calle al terrorista. «En ningún otro lugar de España quedan calles dedicadas a terroristas, por respeto a la legalidad y por haber quedado establecido el criterio jurisprudencial de que el simple hecho de que una vía pública esté dedicada a un terrorista condenado es contrario al interés general por atentar contra la dignidad de las víctimas de este terrorista», explicó entonces la diputada popular María José García Cuevas. En Barcelona, sin embargo, hay una calle para un «patriota catalán».

La Fiscalía pide los vídeos de la quema de la foto del Rey

La Fiscalía de la Audiencia Nacional sigue dando pasos para tratar de identificar a los tres encapuchados que quemaron una foto del Rey y dos banderas de España y de Francia al término de la manifestación independentista celebrada en Barcelona el pasado 11 de septiembre con motivo de la Diada. El departamento que dirige Javier Zaragoza ha recibido ya el informe solicitado a los Mossos d´Esquadra. Según fuentes jurídicas, los agentes de la Policía autonómica han comunicado que no han podido identificar aún a ninguno de los responsables del acto, aunque «han aportado referencias que permiten acumular indicios» para apuntalar posibles imputaciones.Se trataría de matrículas de vehículos y de ropa o enseres personales pertenecientes, supuestamente, a los encapuchados que facilitarían su identificación. De hecho, la Fiscalía ha solicitado a las cadenas de televisión que dieron cobertura de la concentración soberanista las imágenes grabadas en el escenario del Fossar de les Moreres, donde se quemó la imagen del soberano. Si finalmente son identificados, podrían ser imputados por injurias graves a la Corona e, incluso, por ultraje a España, informa Ricardo Coarasa.