Política

Raquel Gago debe ingresar en prisión por el asesinato de Isabel Carrasco

Desde el momento en el que reciba la resolución, Raquel Gago dispondrá de un plazo de 72 horas para su ingreso voluntario en prisión

La agente de la Policía Local Raquel Gago.
La agente de la Policía Local Raquel Gago.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) decretó ayer el ingreso en prisión de la policía local Raquel Gago, condenada por el Tribunal Supremo a 14 años de cárcel como cómplice en el asesinato de la dirigente del PP Isabel Carrasco.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) decretó ayer el ingreso en prisión de la policía local Raquel Gago, condenada por el Tribunal Supremo a 14 años de cárcel como cómplice en el asesinato de la dirigente del PP Isabel Carrasco.

El alto tribunal resolvió ayer sobre este asunto después de que la sección tercera de la Audiencia de León se declarase el viernes incompetente para decidir sobre el ingreso en prisión de Gago, una de las tres condenadas por el asesinato de Carrasco, junto a Montserrat González y la hija de ésta, Triana Martínez.

El alto tribunal envió a primera hora de la tarde de ayer el mandamiento oportuno para el ingreso en prisión de Gago tanto a la Policía Nacional como al centro penitenciario de León, en el municipio de Mansilla de las Mulas.

La agente ha solicitado un plazo de 10 días para cumplir la orden de ingreso en prisión. Su abogado, Fermín Guerrero, ha informado a Efe de que ha presentado un escrito a la Audiencia de León con esta solicitud y en el que advierte de se están vulnerando sus derechos constitucionales. El letrado avanzó que en ese plazo espera poder presentar el anunciado recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional así como la petición de indulto al Gobierno.

Guerrero denunció que la orden de detención inmediata de su patrocinada que ha recibido la Policía «vulnera» los más «elementales derechos constitucionales», y recordó que el auto del TSJCyL no establece ningún plazo para el ingreso en prisión.

Al respecto, precisó que supone una discriminación absoluta de sus derechos en relación con otros condenados en parecidas situaciones, por lo que exige «un plazo normal para su ingreso voluntario en prisión». Asegura que no existe riesgo alguno de fuga por parte de su clienta y subraya que prueba de ello es su proceder durante todo el tiempo que ha permanecido en libertad bajo fianza.

El Supremo confirmó el pasado lunes las condenas de 22 y 20 años por el asesinato de Isabel Carrasco a Montserrat González y su hija Triana, respectivamente, y elevó en dos años, de 12 a 14, la pena para Raquel Gago por complicidad y tenencia ilícita de armas.

El TSJCyL le había retirado a Gago el delito de tenencia ilícita de armas, pero el Supremo lo ha vuelto a tener en cuenta y ha endurecido su condena.