Errejón busca la dimisión de Iglesias en Vistalegre

Pretende obligar al líder a renunciar a la secretaría general si pierde la votación de contenido político, por lo que no pactará antes del cónclave.

El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón,  en Barcelona
El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, en Barcelona

Pretende obligar al líder a renunciar a la secretaría general si pierde la votación de contenido político, por lo que no pactará antes del cónclave.

Íñigo Errejón busca forzar la salida de Iglesias de la secretaría general imponiéndose en la votación conjunta de propuestas y listas en Vistalegre II para que el actual líder de Podemos quede obligado por sus propias declaraciones a presentar su dimisión, según confirmaron a este diario fuentes conocedoras del asunto. La estrategia del número dos podría, por tanto, resumirse con la expresión «presentarse sin presentarse», es decir, que su proyecto «Recuperar la ilusión» gane aunque sea por la mínima en la votación conjunta de documentos y del Consejo Ciudadano y dejar que Iglesias sea el único que concurra a la votacción para elegir al secretario general. De esta manera, el actual líder de Podemos –aunque sea elegido secretario general por una abrumadora mayoría de inscritos– dimitiría inmediatamente debido a que ya ha declarado en múltiples ocasiones que dejará el cargo si se ve obligado a dirigir Podemos con una estrategia política que no sea la suya. Con este plantamiento, Errejón pretende eliminar de facto a Iglesias del futuro de Podemos «sin pasar a la historia como el que echó a Iglesias de Podemos».

Con este objetivo en mente, el número dos se ha lanzado a una extenuante precampaña electoral que le ha llevado durante los últimos días a Granada, Pamplona y, ayer mismo, a Barcelona. En todo momento se muestra partidario de llegar a un acuerdo previo con Iglesias que evite el choque de trenes en Vistalegre pero, como tantas veces cuando se trata de Podemos, las palabras van por un lado y los hechos por otro diametralmente opuesto. Errejón aboga por «avanzar en aglutinar ideas y ensamblar propuestas» de cara a la asamblea ciudadana y recuerda que «en absoluto estamos hablando de propuestas antagónicas». Sin embargo, lo cierto es que en los últimos días se suceden los actos de precampaña en diversos puntos de España, unos eventos que se convierten en la práctica en un medio con el que «Recuperar la ilusión» extiende su mensaje entre la militancia de Podemos. Es pertinente recordar que durante la consulta del sistema de votación de Vistalegre II, los errejonistas se quedaron a apenas 2.000 votos de Iglesias, con nada menos que un 39% de los votos, frente a la propuesta «DesBorda», que obtuvo el 41%.

Por su parte, Iglesias ha centrado su estrategia en presentarse como el candidato que mejor garantiza la unidad de Podemos desde la equidistancia entre los planteamientos radicales y la moderación que se le critica a Errejón. Ayer mismo, durante una protesta organizada por los trabajadores de Coca-Cola, Iglesias avisó de que «la gente» está cansada de que los dirigentes se «miren el ombligo». «Nos quieren ver siendo útiles y para eso tenemos que estar unidos, y yo me voy a esforzar por esa unidad para seguir al frente de una formación que tiene que ser útil a nuestro país. Ése es mi compromiso: no hablar de nosotros mismos sino de los problemas de la gente», dijo. «Todas las aportaciones son valiosas, todos los elementos para el debate construyen y aportan, pero creo que la gente está un poco cansada de vernos hablar de nosotros mismos y nos quiere ver haciendo política con la gente en las movilizaciones y haciendo política en las instituciones como hacíamos anteayer mismo en la Comisión de Defensa», reiteró en declaraciones recogidas por Ep. Iglesias insistió en hacer de Podemos «un instrumento útil». «Creo que nuestras inscritas e inscritos están cansados de que solamente hablemos de nosotros mismos, nos quieren ver aquí con los trabajadores de Coca-Cola, nos quieren ver en el Parlamento haciendo preguntas difíciles y justas a la señora Cospedal y al presidente del Gobierno y yo voy a trabajar por ese Podemos, un Podemos unido que sea útil a los trabajadores, a los ciudadanos y que sea útil para que podamos construir un país mejor» subrayó. Además, recordó que cuando termine el día 22 la fase de discusión y presentación de borradores «en la que están ahora todos los círculos y los inscritos» convocará una reunión con todas las personas que hayan hecho aportaciones «para buscar la unidad».

Mientras, la coordinadora de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, admitió que tiene «coincidencias cruzadas» con los sectores que encabezan los dirigentes de Podemos Pablo Iglesias e Íñigo Errejón para la asamblea ciudadana de febrero en Madrid.