«España ha vuelto»

España se ha convertido en un importante aliado para Estados Unidos, sobre todo en materia de Defensa, por la posición estratégica que ocupa nuestro país

Imagen de la señal institucional facilitada por Presidencia del Gobierno de la llegada de Rajoy a Washington

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha llegado hoy a Washington en la visita de trabajo oficial durante la que se entrevistará, mañana, en la Casa Blanca con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha llegado hoy a Washington en la visita de trabajo oficial durante la que se entrevistará, mañana, en la Casa Blanca con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El avión de la Fuerza Aérea Española en el que ha viajado Rajoy y el resto de su delegación ha aterrizado en la base militar de Andrews, a las afueras de la capital estadounidense, a las 19:30 hora local, en torno a la 1.30 hora española, donde fue recibido por la directora adjunta de protocolo de los Estados Unidos, Rosemary Pauly, y por el embajador español en Washington, Ramón Gil Casares, así como por el embajador de España en la Organización de Estados Americanos (OEA), Jorge Hevia.

La delegación que acompaña al presidente está compuesta, entre otros, por los secretarios de Estado de Asuntos Exteriores y Comunicación, Gonzalo de Benito y Carmen Martínez Castro, respectivamente, el director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Jorge Moragas, y el director de la Oficina Económica, Álvaro Nadal.

Todos ellos se han dirigido junto con Rajoy al hotel de Washington en el que se hospeda el presidente del Gobierno, ya que la residencia oficial de la presidencia estadounidense para los líderes extranjeros, la Blair House, se encuentra en obras.

La agenda oficial del jefe del Ejecutivo comenzará mañana con una ofrenda floral en la tumba al soldado desconocido del cementerio nacional de Arlington.

Cambio de percepción sobre España

Queda ya tan atrás que en Estados Unidos se ha olvidado de aquel reportaje sobre la pobreza en España en el «New York Times», publicado en septiembre de 2012 justo un día después de la visita de Su Majestad el Rey al rotativo neoyorquino. Durante aquellos días, el presidente Mariano Rajoy se encontraba en Nueva York con motivo de la Asamblea General de Naciones Unidas. Entonces, sólo había buenas palabras en la prensa estadounidense para el tenista Rafael Nadal y el jugador de baloncesto Pau Gasol, dos de los mejores «embajadores» españoles. Mientras, parecía que algunos periodistas del «Wall Street Journal» y «Financial Times» tenían ya escrita la crónica del derrumbamiento de España. Sólo que nunca lo pudieron publicar porque, aunque a punto, nunca ocurrió.

Así las cosas, la visita del presidente Mariano Rajoy a Washington se produce dos días después de que el banco JP Morgan haya sacado un informe el cual titula «Spain is back» (España vuelve, en inglés), en el que resalta las proyecciones de crecimiento para 2014. Ya no se ven más juegos de palabras con «Spain» y «pain» (dolor, en inglés). Los análisis se empiezan a escribir con un cauto, pero al fin y al cabo, optimismo. En la agencia Reuters, se escribió sobre el informe de desempleo de diciembre con las palabras «recuperación económica gradual». Todavía así, los periodistas estadounidenses destacan los 4,7 millones de parados que hay en España.

Mientras, a juzgar por la agenda del presidente estos días en Estados Unidos, Rajoy parece que viene con una idea en la cabeza: Transmitir la solidez de España, sobre todo, a la clase de negocios estadounidense.

Quizá, los artículos que prefiere leer estos días el presidente del gobierno son los que tratan la vuelta de inversión extranjera a España. Mientras, los análisis destacan que noviembre superó en tres puntos al porcentaje de inversión del exterior en nuestro país.

En las informaciones recientes realizadas por las agencias económicas, entre las que destacan Bloomberg y Reuters, se combinan los progresos de la economía española con las todavía preocupantes cifras de desempleo. También, se destaca en un artículo en el «New York Times», publicado el 29 de diciembre de 2013, que las escuelas de negocios españolas están entre las favoritas de los estudiantes de Iberoamérica. El texto del periodista Christopher F. Schuetze arranca con el caso de una brasileña Joana Jo Fratini, que después de siete años trabajando en Estados Unidos, ha puesto ahora su vista en España. En sus declaraciones, reconoce que «creo que he tomado la decisión correcta». En el texto, se sitúa las escuelas de negocios españolas entre las mejores en las listas internacionales.

Es un hecho que los artículos sobre España han cambiado el tono. Muchos dirían que la prensa parece haber dado una tregua al país español. Durante la crisis, se habló de acoso de los periódicos. Incluso, hubo políticos que decían que nos tenían manía. Ahora se podría decir que les caemos mejor. En cambio, no es ni una cosa ni otra. Simplemente España parece haber hecho los deberes y puesto la casa en orden como se demandaba desde Washington y Bruselas. Y eso se nota y escribe en la prensa extranjera. De esta forma, parece que España, al menos en los informes y análisis, empieza a salir de ese círculo vicioso en el que parecía estar atrapada en los últimos años. Y quizá en 2014 y 2015 pueda entrar de lleno en el virtuoso.