España plantea una tasa por congestión como en Londres

La Razón
La RazónLa Razón

Madrid/Londres- España estudia instaurar una tasa de congestión en la Línea de la Concepción similar a la que funciona en Londres. Sería una especie de peaje impuesto en esa área en concreto con el fin de reducir la congestión y los efectos medioambientales que genera el exceso de tránsito y el tráfico. Exteriores estudia la compatibilidad de dicha tasa con la normativa comunitaria y apuntan a que no sería ninguna tasa fronteriza. Los portavoces de la Comisión Europea adelantaron ayer que la tasa de 50 euros que barajaba España para permitir el paso al Peñón es ilegal según la legislación comunitaria ya que «cualquier impuesto o peaje cobrado en la frontera basado en el cruce sería ilegal», según indicó el portavoz Olivier Bailly. A pesar de estas declaraciones, fuentes comunitarias matizaron después que España sí podría imponer un peaje por congestión de las carreteras que dan acceso a la frontera, tal y como es la intención del Ejecutivo español.

El Ejecutivo comunitario también defendió el derecho de nuestro país a la hora de introducir controles fronterizos en el Peñón, ya que Reino Unido no ha suscrito el espacio sin fronteras Schengen, aunque éstos deben ser «proporcionados».

Londres, la ciudad donde vive el premier David Cameron –el mismo que ahora critica las tarifas que quiere imponer el gobierno de España en la frontera de Gibraltar– lleva una década cobrando la denominada «Congestion charge». Se trata de un peaje urbano que hay que pagar si se quiere circular por el centro de la capital británica. La tasa se aplica de lunes a viernes desde las 07:00 horas hasta las 18:00 horas. Los fines de semana, días festivos, el día de Navidad y el día de Año Nuevo están exentos. A pesar de la cancelación de la extensión occidental –que funcionó entre febrero de 2007 y enero de 2011–, el centro de Londres sigue siendo una de las mayores zonas del mundo donde se aplica esta tarifa que entró en vigor el 17 de febrero de 2003. El Ayuntamiento empezó cobrando a los conductores 8 libras por día, pero ahora la tasa se ha incrementado. La tarifa estándar es de 10 libras por día. Si el conductor cuenta con pago automático, son 9 libras y si se paga el día siguiente del trayecto son 12 libras. Los residentes tienen un descuento del 90 por ciento.