Fernández Díaz apela a la unidad en el reconocimiento de las víctimas del terrorismo

Jorge Fernández Díaz, junto a la presidenta de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo, Pilar Manjón, y la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT), María del Mar Blanco
Jorge Fernández Díaz, junto a la presidenta de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo, Pilar Manjón, y la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT), María del Mar Blanco

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha apelado hoy a la unidad de todos en la lucha contra el terrorismo y en el reconocimiento a sus víctimas para que no se vuelvan a producir las divisiones del pasado.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dijo hoy en Madrid, durante la entrega en el Teatro Real de condecoraciones a 365 víctimas del 11-M, que con este acto habían querido lanzar "un mensaje a los españoles y al mundo de que las personas que han sido víctimas de la crueldad y del horror terrorista deben permanecer para siempre en nuestro recuerdo".

Fernández Díaz hizo esta afirmación durante un acto en el que, por primera vez, estuvieron juntas todas las asociaciones de víctimas. También acudieron, entre otras autoridades, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; la delegada del Gobierno Cristina Cifuentes; el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce; y la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez.

Durante su intervención, el ministro dijo que las víctimas del terrorismo, y en concreto las del 11-M, "saben que pueden contar con el total reconocimiento y apoyo del Gobierno de España, ya que su presencia constante en nuestra labor diaria como gobernantes y, por extensión, en nuestras vidas como personas nos hará mejores a todos".

El responsable de Interior destacó que la masacre de Madrid de 2004 fue el "más salvaje atentado que hemos sufrido en nuestra historia en territorio español". Asimismo, explicó que, con la entrega de 365 Encomiendas de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo, Interior quería mostrar "en nombre de los españoles el mayor de los reconocimientos a las víctimas del 11-M".

«Respuesta generosa»

Tras referirse al vacío dejado por los perdieron la vida en la matanza de los tres, Fernández Díaz dijo que es deber de los españoles mantener la "memoria presente"a todos los que se vieron afectados por los atentados de la capital de España.

El ministro también elogió la "respuesta generosa"de la sociedad española tras los atentados. Argumentó que "el impacto emocional"de los atentados del 11-M "hizo sacar a la luz, una vez más, esas características tan intrínsecamente españolas como son la solidaridad

y el altruismo. Aquellos días fueron una lección al mundo de un pueblo que, llorando unido, pretendió dar todo el calor posible a quien lo necesitaba, un calor humano que paliara un dolor desgarrador e inconsolable".

Por este motivo, el responsable de Interior ensalzó la labor que realizaron servicios médicos, Fuerzas de Seguridad y otros funcionarios públicos, "que hicieron de la ayuda al prójimo el leitmotiv de sus vidas durante aquellas jornadas".