Ideas logró 11 millones del Estado en cuatro años

La fundación socialista, bajo sospecha por supuestas ilegalidades, ha pasado de ingresar 3,5 millones en 2009 a poco más de 605.000 euros en 2012

Jesús CALDERA,  vicepresidente ejecutivo de Ideas, junto a Diego Mulas, director general de la Fundación, en un acto en diciembre de 2008
Jesús CALDERA, vicepresidente ejecutivo de Ideas, junto a Diego Mulas, director general de la Fundación, en un acto en diciembre de 2008

Todas las miradas están puestas en la Fundación Ideas para el progreso tras conocerse las supuestas irregularidades en relación a las contrataciones y, sobre todo, después de descubrise que su director general cobró por escribir artículos bajo una falsa identidad, tal y como publicaba ayer «El Mundo». Unos hechos que no hacen sino cuestionar el dinero que reciben del Ejecutivo en concepto de subvenciones. Y es que la Fundación Ideas, presidida por Alfredo Pérez Rubalcaba, ha obtenido desde 2009 (se creó en verano de 2008) cerca de 11 millones de euros procedentes de diferentes ministerios para todo tipo de proyectos. Una cantidad muy similar a la que en el mismo periodo de tiempo ha logrado la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), vinculada al PP, sobre la que no se ha instalado la duda ni la sospecha.

En lo que se refiere a Ideas, de esa cantidad total, el año en el que más fondos obtuvieron fue 2009, con más de 3,5 millones de euros. Entonces, por ejemplo, se hicieron con algo más de 2,5 millones, que reparte anualmente el Ministerio de Cultura para «funcionamiento y actividades de estudio y desarrollo del pensamiento político, social y cultural». El concepto por el que lograban esa cantidad era «Programa de actividades de la Fundación 2009». Además, consiguieron otros 955.807,55 euros del Ministerio de Asuntos Exteriores «para la promoción de actividades de formación, consolidación y difusión del sistema democrático».

Junto a estas ayudas, también se hicieron con algo más de 20.000 euros para la «celebración de actividades divulgativas y acciones de comunicación, sobre asuntos relacionados con el ámbito de sus competencias», y con 65.000 para promoción cultural a través de trabajos como un «seminario sobre el Bicentenario de las Independencias Iberoamericanas», la «Elaboración del Diccionario Progresista» o el «Simposio internacional: las mujeres y los intelectuales en la comunidad iberoamericana. De la independencia de América Latina al diálogo intercultural de hoy».

En lo que se refiere a 2010, la fundación socialista logró unos 3,4 millones de euros, en los que destacan, de nuevo, las partidas destinadas a trabajos que desarrollen el pensamiento político, social y cultural (2,2 millones) y la dedicada a proyectos que promocionen y difundan el sistema democrático (casi un millón de euros). Pero, además, también consiguieron, entre otras subvenciones, 138.016,75 euros para tareas relacionadas con la educación de personas adultas o 37.000 para trabajos relacionados con sus competencias, a los que hay que sumar otros 15.000 euros para proyectos vinculados con las drogodependencias.

Mientras, en 2011, Ideas consiguió del Ejecutivo casi 3,2 millones de euros y, de nuevo, con dos partidas principales. La del Ministerio de Cultura estaba dotada con 1,9 millones y la de Exteriores con casi un millón. También lograron otros 150.000 euros para programas e investigaciones relacionados con la ciudadanía en el exterior; 42.600 para la divulgación de asuntos de su competencia (proveniente del Ministerio de Exteriores); cerca de 25.000 para drogodependencias, y 12.000 para promoción cultural, entre otros.

Por último, en 2012 se hizo efectivo el recorte en las subvenciones y las fundaciones no se libraron. Aquí, el montante de todas cayó prácticamente lo mismo y la Fundación Ideas redujo sus ingresos hasta poco más de 605.000 euros. El grueso fue la partida de estudio del pensamiento político (332.424), seguida de la otorgada para actividades de cooperación (238.510).