Interior no actuará contra Pamies y Ballesteros hasta que la sentencia sea firme

Fotografía de archivo, tomada el 16/9/2013, al inicio del juicio del caso Faisán, de Enrique Pamiés (i) y el inspector jefe José María Ballesteros (d)
Fotografía de archivo, tomada el 16/9/2013, al inicio del juicio del caso Faisán, de Enrique Pamiés (i) y el inspector jefe José María Ballesteros (d)

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado que su departamento no va a adoptar ninguna decisión sobre los dos policías condenados por el soplo a ETA en el bar Faisán mientras que el Tribunal Supremo haga firme esta sentencia en la que la Audiencia Nacional les ha impuesto un año y medio de cárcel y cuatro de inhabilitación.

"Cuando sea firme porque se han agotado los recursos a los que tengan derecho los interesados y los ejerzan, cuando ese fallo sea definitivo y se nos haya notificado, se cumplirá. Hasta que no llegue ese momento no vamos a tomar ninguna decisión en el Ministerio", ha dicho Fernández Díaz al ser preguntado acerca de si tenía previsto cesar a los dos condenados.

El ministro ha declinado hacer "valoraciones"de la sentencia y ha dicho que su misión es cumplir las sentencias. "Cuando se nos notifique la sentencia y tenga firmeza lo que haremos, pero de momento no estamos en ninguno de esos dos supuestos", ha reiterado.

Tampoco ha querido pronunciarse acerca de si esta resolución ratifica las críticas que el PP vertió sobre el caso cuando estaba en la oposición: "no hablo en nombre del PP y como ministro no tengo que hacer juicios de una decisión judicial que la vamos a acatar cuando proceda y en los términos que proceda". "¿Cuándo procederá? Cuando tenga firmeza. ¿Cómo? Pues cumpliéndolo evidentemente", ha zanjado.

Legalmente ni el entonces jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamies ni el inspector José María Ballesteros podrían ser expulsados de la Policía mientras la sentencia fuese firme, es decir, hasta que el alto tribunal decidiese sobre el recurso que van a presentar contra su condena.

La Ley Orgánica de Régimen Disciplinario de la Policía (4/2010) establece que la condena por inhabilitación supone la expulsión inmediata el cuerpo. En cuanto a la pena de cárcel, al ser una condena menor de dos años y no tener antecedentes penales no requerirá su ingreso e prisión pero la condena por inhabilitación sí conlleva la citada "separación del servicio".

Pamies seguirá, por tanto, como comisario provincial de Huesca y Ballesteros como inspector jefe de la sección de Extranjería de La Rioja, han informado a Efe fuentes policiales.

Revelación de secretos

Los dos policías han sido condenados por revelación de secretos por el chivatazo a ETA en el bar Faisán, que frustró una operación en 2006, pero han sido absueltos de delito de colaboración con organización terrorista por el que también fueron acusados por el fiscal.

La sección tercera de la Sala de lo Penal ha absuelto a los policías del delito de colaboración terrorista al entender que el chivatazo no fue una "acción directa de los acusados para favorecer una actuación puntual"de la banda, sino que la intención era "no entorpecer el proceso que estaba en marcha para lograr el cese de la actividad de ETA".

La sentencia considera probado que Pamies fue quien, el 4 de mayo de 2006, dio el chivatazo al dueño del bar Faisán, Joseba Elosua, que tiró por tierra una operación contra la red de extorsión de ETA, y que lo hizo con la "colaboración imprescindible"de Ballesteros