Juez belga dicta orden de detención preventiva contra la presunta etarra Jáuregui

La Justicia belga dictó hoy orden de detención preventiva contra la presunta etarra Natividad Jáuregui Espina, alias "Pepona", que estaba huida desde 1979 y que fue detenida el martes en la ciudad de Gante, informó la fiscalía federal de Bélgica.

Un portavoz de esa instancia judicial dijo a la agencia Belga que Jáuregui Espina recibió la notificación del juez de instrucción y que la presunta etarra "residía en Gante pero no estaba empadronada", sin dar más detalles sobre su situación.

Según la ley belga, una orden de ese tipo se notifica en el momento de la detención o como máximo en las siguientes 24 horas.

La presunta etarra fue detenida por agentes de la Policía Judicial de Bélgica, en colaboración con la Policía y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) españoles.

Contra Jáuregui había dictadas dos Órdenes Europeas de Detención y Entrega (OEDE) cursadas por la Audiencia Nacional española, una de ellas por un delito de asesinato, y otra por terrorismo.

También pesaba sobre ella una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión por un delito de atentado contra la autoridad.

Jáuregui fue miembro "liberado"del Comando Vizcaya entre enero y julio de 1981 y presuntamente responsable, junto con el resto de sus integrantes, del asesinato de seis agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en ese mismo año.

En concreto, se la relaciona con el asesinato en marzo de 1981, en la localidad de Deusto (País Vasco), de un subcomisario del Cuerpo Superior de Policía, al que los terroristas dispararon en la nuca.

Unos días más tarde y en la misma localidad, disparó presuntamente a un teniente coronel del Ejército que falleció como consecuencia de las heridas sufridas, y que es el motivo por el que el Juzgado Central de Instrucción, número 5, emitió una Orden Europea de Detención y Entrega por asesinato.

La actividad del comando al que pertenecía continuó en abril de 1981 con el atentado contra un convoy de la Policía en el túnel de Begoña en Bilbao, que provocó la muerte de un policía y heridas graves a otros dos.

Un mes después, Jáuregui y sus compañeros están acusados del asesinato de dos guardias civiles al colocar un potente artefacto explosivo en la cuneta de una carretera de Lemona (Vizcaya), que alcanzó al coche patrulla.

Las acciones del grupo armado continuaron en junio cuando los etarras ametrallaron a una patrulla de la Guardia Civil en Bilbao causando heridas graves a varios agentes.

Esta acción le valió a Jáuregui su segunda Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) por un delito de terrorismo, dictada por la Audiencia Nacional.

También está acusada de participar en la muerte de un teniente de Artillería en Baracaldo (Vizcaya), que fue ametrallado.