Junqueras quiere retrasar tres semanas el juicio del “procés”

Su abogado reclama al Supremo al menos ese plazo para preparar la estrategia defensiva

Manifestación independentista reclama la libertad de Junqueras
Manifestación independentista reclama la libertad de Junqueras

Aún no hay fecha definitiva para el comienzo del juicio del “procés” y algunos acusados ya están pidiendo que se retrase. Así lo ha hecho la defensa del ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, que ha solicitado al Tribunal Supremo (TS) que transcurran al menos tres semanas “entre la notificación del señalamiento” del comienzo de la vista oral y “el inicio de las sesiones”. Un tiempo mínimo que el letrado Andreu Van den Eynde considera necesario “para la debida preparación de la estrategia defensiva” y para la “organización logística de los equipos de defensa”.

“Ante la evidencia de que dicha fecha aún no ha sido acordada”, argumenta su defensa, “pese a la constante difusión por los medios de comunicación de fechas probables de inicio del juicio oral” -que sitúan entre el martes y el miércoles próximos la sesión inaugural-, Van den Eynde sostiene que el plazo no debe ser “en todo caso, inferior a tres semanas de conformidad con el derecho de defensa y la necesidad de proteger las condiciones en las que ésta se desarrolla”.

La petición de Junqueras se produce a apenas 24 horas del traslado previsto para mañana mismo a centros penitenciarios de Madrid de los nueve acusados que se encuentran en prisión provisional en cárceles catalanas, incluido el propio Junqueras, ante el inminente comienzo del juicio. Así se hará por indicación del presidente del tribunal del “procés”, Manuel Marchena, quien comunicó hace unos días al titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que el Alto Tribunal tiene previsto que la vista arranque en torno al próximo 5 de febrero.

Las iniciativas de Junqueras en esta recta final previa al inicio del juicio se suceden, dado que también se dirigió al Tribunal Constitucional (TC) el pasado martes solicitando información sobre el estado de tramitación de su recurso contra su prisión provisional, con vistas a ejercer acciones legales ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). El Pleno de la institución, reunido hoy, se ha limitado a recordarle que su recurso se encuentra en “fase de estudio” debido a la “complejidad y relevancia” de las cuestiones planteadas y que no se resolverá hasta que concluya.

La petición de libertad de Junqueras ha abierto el debate en el TC después de que algunos magistrados hayan puesto de relevancia que la resolución debe tener en cuenta la reciente sentencia del TEDH en el asunto Selahattin Demirtas contra Turquía, en la que Estrasburgo instó a Ankara a poner fin a la prisión provisional del ex dirigente prokurdo. Esa resolución aborda por primera vez los límites a los derechos de participación política de un parlamentario encarcelado.

El Pleno de la institución debe resolver esas discrepancias en su afán por mantener la unanimidad de la que ha hecho gala hasta ahora en todas sus decisiones sobre el proceso soberanista.