La detención de Puigdemont, si recoge el acta de eurodiputado, legal y obligatoria

En el caso de que resulte elegido el próximo 26 de mayo, ¿puede Carles Puigdemont venir a España a recoger su acta de eurodiputado?

Sí, el ex presidente de la Generalitat de Cataluña podría venir a España a recoger su acta de eurodiputado. De hecho, él mismo afirmó ayer desde Bruselas que esa es su intención.

Si se da esa situación, ¿podría ser detenido por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad?

Sí. De hecho, en el momento en el que Puigdemont ponga un pie en suelo español y un policía se percate de su presencia, su obligación es proceder a su detención. No es un asunto voluntario porque, de no hacerlo, ese profesional estaría incurriendo en un delito. Es más, al igual que ocurre con aquellos que se encuentran perpetrando un acto delictivo, la Ley de Enjuiciamiento Criminal permite a cualquier ciudadano proceder a su detención en el momento en que pise España porque está en busca y captura. Este tendría que retenerlo hasta que llegasen los agentes.

Tras su detención, ¿cuál sería el siguiente paso?

Como se encuentra en busca y captura, tras su detención tendría que ingresar en prisión y sería puesto a disposición del juez instructor del caso del Tribunal Supremo, que es Pablo Llarena. Él es el que tendría que decidir si puede acudir a recoger el acta. Estaría sujeto a la autoridad judicial.

¿Es probable que Llarena le permita recoger su acta de eurodiputado?

Previsiblemente, Llarena determinaría el mismo procedimiento que ha dictaminado para los políticos que se encuentran en prisión. El Supremo anunció antes de las elecciones generales que, en el caso de ser elegidos, Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez podrían recoger su acta de diputados en el Congreso. Al igual que ellos, Puigdemont lo haría acompañado de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y tras ello tendría que regresar a prisión.

Como ya sería eurodiputado, ¿tendría España que pedir un suplicatorio a Europa?

En Europa no existen suplicatorios, sino estatutos de inmunidad. Sería el Parlamento Europeo el que tendría que decidir si le concede o no la inmunidad por los delitos que ha cometido con anterioridad al cargo de eurodiputado. En todo caso, sería un proceso largo.