La fusión con IU: nueva batalla entre Iglesias y Errejón

En Vistalegre 2 se debatirá si el partido de Garzón debe o no integrarse en Podemos

Pablo Iglesias respaldó ayer el encierro-protesta en el Hospital 12 de Octubre
Pablo Iglesias respaldó ayer el encierro-protesta en el Hospital 12 de Octubre

En Vistalegre 2 se debatirá si el partido de Garzón debe o no integrarse en Podemos

Comienza la cuenta atrás para que se celebre la Asamblea estatal ciudadana de Podemos en la que la formación deberá discutir, entre otros temas, la posible integración de Izquierda Unida y las confluencias con las que se asoció en las últimas elecciones generales del 26 de junio.

Un debate que ya fue adelantado por el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, en el mes de noviembre, cuando el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, manifestó publicamente su intención de «superar IU en un nuevo espacio político lo antes posible». Entonces Podemos pidió no acelerar los plazos para construir una alianza estable con IU, aunque Echenique ya contaba con que sería en Vistalegre 2, donde se debatiese esa relación entre confluencias, así como otros elementos que deberán concretarse para configuar el nuevo Podemos.

Esta posible integración –que cobra ahora mayor sentido al acercarse el Congreso refundacional de la formación morada– ya se aprobó en los documentos políticos de IU, después de que en su última asamblea del mes de junio Alberto Garzón llamaba a configurar un «movimiento político y social» que fuera «más allá de IU». Aunque el líder de IU se expresase en estos términos, a Podemos aún le queda mucho que avanzar en este asunto. Como en tantos de los procesos internos y decisiones que afectan al partido, que este pacto se haga realidad no es un tema baladí en la formación, y al igual que en la actualidad existen discrepancias a la hora de repensar Podemos para la próxima etapa política, también existen «bandos» a favor y en contra de la integración. A raíz de estos primeros rumores sobre la integración de IU, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ya adelantó en ese momento que este proceso se tiene que construir «por abajo» y «respetando la independencia de todas las formaciones». Mientras, la otra «familia» de Podemos, encabezada por el secretario político, Íñigo Errejón, se niega tajantemente a que la relación de IU y Podemos vaya más lejos. De hecho, Errejón aceptó a regañadientes la coalición electoral para el 26-J. Para Errejón no hay debate, la relación con IU es tan sólo una alianza electoral y parlamentaria.

Ahora podría ser el momento de que tanto Garzón como Iglesias concreten si llegar o no a un pacto. Sin embargo, según ha podido confirmar LA RAZÓN de fuentes de Podemos e Izquierda Unida, hasta ahora no se ha llevado a cabo ninguna comunicación oficial acerca de la integración. Al ser IU un partido independiente de Podemos, esta formación no tendría que dar explicaciones, y además la organización no tiene capacidad para influir en ello, reconocen desde IU. Lo que sí explican es que si llegan a un acuerdo, habría que volver a hablar para organizarlo en IU. También explican que «no creen» que vaya a salir nada automático del Congreso de Vistalegre. Si en la asamblea de Podemos se llegase a un acuerdo, éste seguramente debería ser respaldado en un referéndum por las bases de Podemos, ya que, como confirmó Iglesias el domingo en un acto en Madrid para presentar el proyecto «Podemos para Todas», su compromiso latente es el de «firmar» acuerdos con la militancia.

En Vistalegre deberá estudiarse si «compensa o no sumar IU a su partido, ya que, según concluyó Podemos –después de que en las elecciones del 26-J la candidatura conjunta de Unidos Podemos perdiera un millon de votos respecto a las anteriores elecciones por separado–, la coalición con IU fue una de las causas de la pérdida de sufragios.

Iglesias asegura que «habría que estar loco para prescindir de Errejón»

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aseguró ayer que «habría que estar loco» para prescindir de una figura como la que, a su juicio, es la del secretario de Política de su formación, Íñigo Errejón. En el programa de Ana Rosa dijo que le gustaría tener «muy cerca» a uno de sus «mejores talentos». Para él «no es sólo un honor», sino que «es bueno» para Podemos. Iglesias elogió el «trabajo parlamentario» de su actual número dos y opinó que, «a pesar de las diferencias», el compañerismo es algo que Podemos debe cuidar. «Puede haber cierto mal rollo en el vestuario, pero luego salir a jugar todos en la misma dirección y dejándose la piel», explicó. «Muchas veces necesito tener a alguien que me diga te has equivocado. Quiero tener una formación en la que tenga compañeros que me digan que tenga cuidado», reconoció.