Política

El 74% de los votantes de Cs pide que Rivera se abstenga y permita gobernar al PSOE

A dos semanas de la investidura, el 74% de los votantes de CS rechaza la estrategia de su líder y piden que se abstenga. Los españoles, contra una nueva cita con la urnas. Culparían mayoritariamente a Sánchez si hay que volver a votar.

A dos semanas de la investidura, el 74% de los votantes de CS rechaza la estrategia de su líder y piden que se abstenga. Los españoles, contra una nueva cita con la urnas. Culparían mayoritariamente a Sánchez si hay que volver a votar.

Quedan apenas dos semanas para la hora de la verdad en la que los órdagos, los vetos y las estrategias de comunicación de los partidos tienen una cita decisiva en el Congreso de los Diputados en un debate de investidura destinado a dar a España cuatro años de merecida estabilidad –aunque sea precaria– o a sumir al país en un nuevo periodo preelectoral. Precisamente por ello, LA RAZÓN ha querido pulsar el estado de opinión en el país sobre las diversas opciones llamadas a dirimirse finalmente el 22 de julio.

Gráfico completo encuesta NC Report para LA RAZÓN

Según el estudio elaborado a tal efecto por NC Report para este diario, la mayoría de los españoles no quiere una repetición de elecciones, concretamente son un 49,7% los que respondieron en sentido negativo cuando se les preguntó sobre si apoyarían una nueva cita con las urnas frente a un nada despreciable 36,7% que se decantó por volver a votar en noviembre. Poco puede sorprender que los votantes que rechazaron con más contundencia unas nuevas elecciones legislativas para el otoño sean los de Unidas Podemos: solo un 12,5% de los que confiaron en Iglesias el 28-A quieren volver a votar convencidos de que el resultado para el partido morado sería aún peor de lo que ya fue en abril. Los votantes más optimistas con las opciones de su partido fueron los del PP, partidarios en un 62,1% de la repetición de elecciones convencidos que la huida de votos, señaladamente hacia Vox, será menos pronunciada en una nuevas elecciones generales. Esta misma tendencia se observa en los votantes de Vox y en los de Ciudadanos; no así en los socialistas. Entre estos últimos quieren repetición de elecciones solo un 26,9% y la quieren evitar un 67,3%.

Punto fundamental en esta semana en la que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, tiene previsto recibir en el Congreso a los líderes de las principales fuerzas políticas (menos Cs) para sondear cuál será su comportamiento político, es la opinión de los encuestados sobre la abstención del partido de Rivera para permitir al PSOE revalidar su Gobierno. Sorprende en primer lugar el amplísimo margen de votantes de Cs que apoyan la abstención que tanto le está costando a Rivera mantener: un 74,1% de los votantes de Cs quiere permitir un segundo Gobierno de Sánchez. Esta cifra es incluso superior a la que se da entre los votantes socialistas, donde un 67,3% cree que Cs tiene que abstenerse. PP y Podemos tienen un comportamiento similar en esta pregunta de la encuesta: aproximadamente un 25% cree que Cs debe levantar su veto y un 65% que no con un 10% que no tiene una opinión clara al respecto. Las contestaciones de los encuestados fueron análogas cuando se les preguntó sobre la pertinencia de que se levante el veto del PP. Un 75,9% de los votantes son contrarios a esta opción frente a tan solo un 17,2% que creen que se debería facilitar «por pasiva» la investidura de Sánchez en segunda votación. Una vez más son los votantes de Cs los que quieren el final de los vetos: un 70,4% quieren que también el PP se abstenga. Es significativo constatar que las preferencias de los votantes se alinean con las que defienden los líderes de esos mismos partidos: solo el partido de Rivera se aparta flagrantemente de esta tendencia.

Dos son las opciones favoritas de los encuestados en referencia a las posibles coaliciones de Gobierno: con un 19,8% se sitúa la opción de un gobierno de coalición con Cs como ya se intentó en 2016. Siete décimas menos (un 19,1%) logró la opción preferida por Pablo Iglesias, es decir, un gobierno bicolor del PSOE y UP. Esta última opción a la que se sumen los partidos independentistas contó con un 6,1% de los apoyos de los encuestados. Finalmente solo un 13% se decantó por la opción que Sánchez quiere sacar adelante: un Gobierno en solitario del PSOE. Salta a la vista que ninguna de las opciones despierta entusiasmos generalizados y, de hecho, la opción «otros pactos» fue la más votada con un 34,2%.

Una gran mayoría de los encuestados –concretamente un 60,8%– cree justificada la demanda de Iglesias de entrar a formar parte del Gobierno. Entre los votantes de Iglesias la cifra es del 62,5% y entre los de Casado se dispara hasta el 86,2%.

Para un 59,2% de los participantes en el estudio de NC Report Pedro Sánchez no debería aceptar los votos de los diputados de Bildu y ERC para su investidura. Llama la atención que aunque los de esta opinión son mayoritarios entre las filas socialistas, lo cierto es que un nada despreciable 42,3% de los votantes de Sánchez creen que sí que se debería aceptar los votos de la izquierda abertzale y de los republicanos catalanes, responsables directos del desafío secesionista que ha puesto en jaque a los poderes del Estado. La cifra es muy parecida al 43,8% de votantes de Unidas Podemos que piensan del mismo modo que está justificado aliarse con estos dos partidos para afianzarse en Moncloa.

Si finalmente se repite la cita con las urnas una cosa está bastante clara: la gran mayoría de los electores no cambiaría el sentido de su voto. De hecho solo un 9,6% afirma que votaría distinto. El análisis de las respuestas que a esta pregunta dieron los diversos partidos es especialmente interesante ya que los dos partidos que más fugas de electores tendrían son, comprensiblemente, Ciudadanos y Vox, que en principio perderían votos a favor de PP. Es el partido de Abascal el que más votos perdería (un 18,8% de sus electores) seguido de Cs con un 14,8%. El partido con menos fugas sería el PP con un 3,4%. La encuesta también preguntó sobre quién sería el culpable si finalmente se repitiera elecciones. La respuesta mayoritaria fue que el responsable será Pedro Sánchez (22,3%) mientras que para un 14,2% el culpable sería Rivera por no abstenerse y para un 15,5%, Pablo Iglesias por no ceder en su demanda de ministerios.