Política

Las víctimas han cobrado ya 6,3 millones en indemnizaciones

Uno de los familiares de las víctimas junto al monumento que se ha alzado en su memoria
Uno de los familiares de las víctimas junto al monumento que se ha alzado en su memoria

Hoy hace justo un año que un Alvia que viajaba de Madrid a Santiago de Compostela descarrilaba en la fatídica curva de Angrois, segando las vidas de 79 de sus ocupantes y dejando heridos a otros 146. Desde ese momento, se puso en marcha la maquinaria legal para compensar económicamente a las víctimas y a sus familiares. Doce meses después del accidente las indemnizaciones han empezado ya a llegar, aunque en su mayoría sólo a los familiares de los fallecidos. Los heridos, en cambio, reciben aún el dinero con cuentagotas.

Según datos facilitados por Renfe, a 8 de julio de 2014 el total de indemnizaciones tramitadas en firme a favor de las víctimas mortales o accidentados asciende a 6.294.329 euros. De esta cantidad, 4,5 millones de euros corresponden al Seguro Obligatorio de Accidentes de Viajeros (SOVI) de Renfe, gestionado por la compañía aseguradora Allianz. Más del 98% de ese dinero ha ido destinado a las indemnizaciones por fallecimiento, a razón de 60.000 euros por víctima. Por el contrario, los heridos sólo han percibido por este seguro 79.634 euros para compensar sus secuelas.

Por otra parte, también se han pagado 1,77 millones de euros en concepto de anticipos del Seguro de Responsabilidad Civil de Renfe, gestionado por la compañía QBE. Respecto a este seguro, a 10 de junio de 2014 se había solicitado la gestión de 55 anticipos para casos de fallecimiento –el 68,8% de las víctimas– , así como otros 109 anticipos para los heridos –el 75,2%–. En total, se han pagado 158 solicitudes de anticipo del Seguro de Responsabilidad Civil, lo que supone siete de cada diez peticiones.

Según los datos proporcionados por Allianz, la compañía señala que ha indemnizado totalmente a los familiares de 70 de los fallecidos, y parcialmente a otros dos. En el resto de los casos se ha consignado ya judicialmente la indemnización, para su entrega a los beneficiarios que se determinen.

En cuanto a los heridos, Allianz afirma que ha indemnizado a 18 personas y consignado judicialmente las cantidades correspondientes a otros 39 casos. Para los lesionados se prevé una compensación de entre 1.202 y 70.000 euros, en función del grado de las lesiones. En total, la aseguradora estima que los servicios de asistencia prestados y las indemnizaciones del SOVI le supondrán un coste de alrededor de 9 millones de euros.

Aunque oficialmente sólo se contabilizan 79 fallecidos a causa del accidente ferroviario, la lista de las indemnizaciones podría incrementarse en una víctima más. Se trata de Antonio Casares, fallecido dos meses después del descarrilamiento en el que perdió la vida su mujer. Sus familiares argumentan que murió a consecuencia de la enfermedad que padecía, agravada por las lesiones sufridas en el siniestro del Alvia.

A pesar de la tragedia de Angrois, la línea de tren que cubre el trayecto entre Madrid y Galicia ha experimentado un incremento de la demanda del 41,2% tras el suceso. Así, se ha pasado de 209.500 viajeros en el primer semestre de 2013 –antes del accidente–, a 295.800 pasajeros entre enero y junio de 2014. Además, los servicios Intercity han ganado 71.000 viajeros.