Las víctimas saldrán a la calle si Otegi es candidato

Las asociaciones confían en que la Justicia «haga su trabajo» y piden que se «aplique la Ley» para evitar un «atentado contra la dignidad»

Manifestación abertzale. El dirigente de Bildu Arnaldo Otegi, ayer, en la marcha con motivo del comienzo de la Semana Grande de San Sebastián
Manifestación abertzale. El dirigente de Bildu Arnaldo Otegi, ayer, en la marcha con motivo del comienzo de la Semana Grande de San Sebastián

Las asociaciones confían en que la Justicia «haga su trabajo» y piden que se «aplique la Ley» para evitar un «atentado contra la dignidad»

Las víctimas del terrorismo no olvidan que Arnaldo Otegi cuenta con dos inhabilitaciones según la sentencia de la Audiencia Nacional de septiembre de 2011, una especial para empleo o cargo público y otra para el sufragio pasivo por intentar refundar Batasuna a través de Bateragune. Con la sentencia en la mano, no conciben tampoco que el líder de EH Bildu pueda ser el candidato a lendakari por la formación abertzale, y confían en que la Justicia «haga su trabajo» para evitarlo y no descartan actos «contundentes» si los tribunales no cumplen con la sentencia de la Audiencia Nacional.

Desde el Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (Covite) insisten en que ellos ya han dicho «por activa y por pasiva» lo que hay que hacer –cumplir la sentencia de la Audiencia Nacional– en referencia a que el líder de EH Bildu pueda presentarse en las listas electorales para los próximos comicios autonómicos en el País Vasco, y consideran una «barbaridad» que «un candidato a lendakari fuese aquél que justificase el asesinato selectivo de seres humanos». Según explica a este periódico la presidenta de Covite y hermana de Gregorio Ordóñez, Consuelo Ordóñez, desde la institución que preside ya han instado a los partidos a impugnar la candidatura de Otegi y han pedido a la Junta Electoral que se elimine dicha lista. «Bastante afrenta es ya que EH Bildu forme parte de las instituciones», opina. Ordóñez cree que si Otegi llega a ser candidato no sólo sería «un atentado contra la dignidad de las víctimas, sino contra la de todo un país». Asímismo señala que el líder de la izquierda abertzale es hoy «el máximo exponente del blanqueamiento de asesinatos colectivos». Desde Covite se muestran esperanzados en el trabajo de la Justicia y esperan que tanto los magistrados como los partidos «hagan su trabajo», puesto que «la pelota está en su tejado». «Creo que no tiene que ser difícil evitar que un pistolero verbal esté en las instituciones», puntualiza la presidenta del colectivo vasco.

Por su parte, desde Dignidad y Justicia, asociación que dirige Daniel Portero (hijo del fiscal Luis Portero, asesinado por ETA), aseguran que ya «han hecho todo» para que Otegi no pueda ser candidato, puesto que desde la asociación han promovido su inhabilitación. «No podemos hacer más procesalmente hablando», señala Portero, quien cree que ahora es el momento en el que tienen que «actuar el Estado y los tribunales». Desde su asociación no descartan seguir luchando si Otegi logra finalmente ser candidato a lendakari, aunque insisten que ellos actúan con los «instrumentos de la Justicia» y no «dando patadas». Sobre el hecho de que el PSOE haya decidido abstenerse para impugnar la lista de Otegi –petición que exigieron todas las asociaciones de víctimas a los partidos la semana pasada–, Portero dice no sentirse sorprendido por el hecho, aunque sí que cree que «el PSOE tiene dos caras», una es la de «la gente que es buena», y la otra la de gente con «mucha cara dura», lamenta.

En la Asociación de Víctimas del Terrorismo, (AVT), la abogada de esta asociación, Carmen Ladrón de Guevara, se muestra prudente, a la espera de que las instituciones confirmen que Otegi no pueda encabezar ninguna lista, y asegura que espera que el «Estado de derecho funcione y se aplique la Ley». Sin embargo, explica que en el caso de que a finales de agosto Arnaldo Otegi aparezca en las listas electorales «cuentan con que se impugne», y exigirán a todos los partidos que lo hagan. «Reclamamos hasta el final, por activa y por pasiva, que el Estado de Derecho funcione y que se aplique la sentencia que hay de inhabilitación», porque, asegura, «no es que haya que inhabilitar a Otegi, es que ya lo está». «¿De qué nos sirve tener sentencias si no se aplican?», se pregunta. Desde la AVT no señalan qué actos se llevarían a cabo si se permite que Otegi sea candidato, pero sí aseguran que «activarán todos los mecanismos que sean necesarios».

Este periódico también se ha puesto en contacto con la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (Acvot), que asegura que si no se cumple con la sentencia «se quejarán ante toda la judicatura y la Justicia por esta decisión», y aunque no señalan unos actos concretos, puesto que aún tienen que decidirlo con las federaciones territoriales, sí aseguran que podría haber alguna «protesta o comunicado contundente». Su presidente, José Vargas, espera que la Justicia funcione y «no permita» que «este despreciable e impresentable» pueda ser candidato a la Lendakaritza. «No puede ser candidato, aunque ya ocurrió con Josu Ternera». «Esperemos que en este caso no suceda», asegura esperanzado.

En cuanto a la decisión de los tribunales, Vargas les pide que no «piensen nada» puesto que «este señor no puede presentarse porque está inhabilitado», y lamenta que en España no tengamos una «Justicia que actúe sin miedo a poder legislar y sentenciar». «Sería impensable que esto ocurriese en Francia, Alemania o Estados Unidos», señala. Respecto a la decisión del PSOE de abstenerse a impugnar la lista, explica que «entiende que el PNV y Sortu» no lo hagan, pero no la postura del PSOE «después de todos los socialistas que ha matado ETA». «Si yo fuese el secretario general del partido, cesaría ipso facto a todos los que se abstienen», indicó.