Lesmes pone el juicio del “proces” como un “ejemplo del compromiso de los jueces” con el estado de Derecho

Reitera a los poderes púbicos que acaten las leyes y exige al Parlamento la inmediata renovación del CGPJ

El Rey Felipe VI presidió esta mañana el solemne acto de apertura del año judicial, que estará marcado por la próxima sentencia del “procés”. Durante el acto, inervinieron tanto el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo como la fiscal general del Estado, Carlos Lesmes y María Jesús Segarra, respectivamente.

El Supremo condena a Junqueras a 13 años de cárcel por sedición y malversación

Lesmes comenzó su intervención, que puede ser la última desde el cargo de ocupa si el Parlamento cumple con su obligación de renovar el Consejo General del Poder Judicial -cuyo mandato venció el pasado 4 de diciembre- poniendo el juicio del “procés” como un claro ejemplo del “compromiso de nuestros jueces con la defensa de los valores del Estado de Derecho proclamados por la Constitución”, a la vez que reiteró que España no será un Estado democrático “si no garantiza el respeto al Derecho» y no se cuenta con un Poder Judicial independiente. Relacionado con ello, destacó las “elevadas muestras de su independencia” por parte de los jueces y magistrados, quienes “han asumido con responsabilidad los graves desafíos que se les han presentado”

Y en este punto, volvió a realizar un llamamiento a los poderes públicos para que respeten y acaten las leyes y, principalmente, la Constitución. “Es principal misión de la Justicia, servida por jueces independientes y responsables, la garantía de la sumisión de todos los poderes públicos a la Constitución y a la Ley y la protección de los derechos y libertades públicas”. En este sentido, destacó el papel de la Justicia como “la principal herramienta de la que se sirve la sociedad para garantizar la supremacía de la Ley y la tutela de los derechos individuales y colectivos”; así como un “instrumento de paz y concordia” y de lucha contra la corrupción, “una de las mayores preocupaciones de los españoles”.

En relación con el Consejo General del Poder Judicial y la situación en que se encuentra, con un mandato vencido hace ya diez meses, su presidente criticó la “grave anomalía que supone en el funcionamiento de las instituciones” este hecho, el que el Parlamento no haya procedido a su renovación, como tiene obligación constitucional. Un retraso que, añadió Carlos Lesmes, “si se prolonga puede contribuir al descrédito del propio órgano de gobierno de los jueces”. Por ello, realzó un llamamiento a quienes tienen la obligación de proceder a su renovación, sobre todo por la función que tiene encomendada el CGPJ: “El Consejo General del Poder Judicial tiene asignada como crucial tarea la de velar pro la independencia de los jueces y magistrados, por lo que no debe correr el riesgo de verse debilitado por causas que le son completamente ajenas”