Llanos afronta ilusionada ser secretaria general de un PP vasco «unido»

La futura secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, ha asegurado que afronta ilusionada su nueva etapa como "número dos"de un partido que llega "unido"al congreso regional.

La futura secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, ha asegurado que afronta ilusionada su nueva etapa como "número dos"de un partido que llega "unido"al congreso que comienza hoy en San Sebastián, tras semanas de "tensión"que han culminado con el anuncio ayer de su designación.

Llanos ha hecho hoy sus primeras declaraciones públicas a la entrada del Parlamento Vasco, después de que ayer la presidenta de los populares vascos, Arantza Quiroga, desvelase su apuesta por la parlamentaria vasca para relevar a Iñaki Oyárzabal como secretario general.

La secretaria general de los populares de Bizkaia ha llegado a la Cámara autonómica acompañada del presidente del partido en ese territorio, Antón Damborenea.

En la entrada de la institución ha reconocido que conoció ayer mismo la decisión de Arantza Quiroga y que fue una sorpresa para ella.

Ha asegurado que no dudó en aceptar el ofrecimiento de Quiroga porque está "al servicio de lo que el partido necesite, siempre para trabajar por el partido".

"Estoy bien y muy ilusionada. Tengo que dar las gracias a Arantza por proponerme y a Antón por haber confiado siempre en mí", ha subrayado Llanos, quien ha precisado no obstante que la Junta Directiva que salga del congreso de este fin de semana tendrá que ratificarla en el cargo.

La futura secretaria general ha afirmado que la formación llega "unida"al congreso, tras manifestar que lo ocurrido en las semanas previas al mismo no dista de lo que sucede siempre antes de este tipo de citas.

En este sentido, ha indicado que en los procesos precongresuales "siempre hay tensiones"y, en este caso, esas tensiones previas no van a impedir que, "como siempre, salga un partido unido"en el que todos sus miembros "trabajen para conseguir cada vez mayores cotas de responsabilidad y confianza en los vascos".

Así, Llanos ha insistido en que lo importante es lo que suceda después del congreso porque todos los partidos vascos, pero "especialmente el PP", tienen "unos retos muy importantes".

"Tiene que salir un partido fuerte y unido al servicio de los ciudadanos", que sepa conectar con ellos "porque cada vez están más desafectados de la política", ha confiado.

La nueva portavoz del partido, Laura Garrido, también ha hecho declaraciones a los periodistas a su llegada al Parlamento Vasco, donde se celebra hoy un pleno de control.

"Esperemos que todo salga bien, que haya un acuerdo y que el partido salga fortalecido, mirando al futuro y a los problemas que tiene la sociedad vasca porque el PP juega un papel fundamental en ella", ha deseado.

Además de Quiroga, Llanos y Garrido, el nuevo organigrama que ha consensuado la dirección de los populares vascos contará con tres vicepresidentes, en lugar del único que hay actualmente.

Estos cargos los ocuparán los respectivos presidentes de cada territorio: Antón Damborena por Bizkaia, Alfonso Alonso por Álava y Borja Sémper por Gipuzkoa.

El vicesecretario general, será el alavés Javier de Andrés, diputado general en este territorio.