España

Manual del Estado Islámico (4ª parte): «No lleves todo el dinero encima»

LA RAZÓN accede al manual de seguridad del Estado Islámico y hoy publica la cuarta entrega de un total de cinco

El dinero y las armas son dos de los elementos fundamentales para cometer atentados terroristas, sobre todo en Occidente. El Estado Islámico, que no anda muy sobrado de tesorería, incluye también en su manual un capítulo sobre este asunto.

Publicidad

El dinero y las armas son dos de los elementos fundamentales para cometer atentados terroristas, sobre todo en Occidente. El Estado Islámico, que no anda muy sobrado de tesorería, incluye también en su manual un capítulo sobre este asunto.

“Nuestro objetivo no es solo proteger el dinero en sí, sino también proteger a los hermanos que obtienen ese dinero. Como saben los hermanos, el dinero es clave para ganar cualquier guerra. No pongas todo tu dinero en el mismo lugar. Especialmente cuando este dinero es para la operación: deberías esconderlo en varios lugares para no perder todo en caso de robo o cualquier cosa”.

Publicidad

“No salgas con demasiado dinero, solo toma la cantidad que necesitarás y con moderación. Excepto, por supuesto, en los casos más importantes cuando no tienes otra opción. Si sales con una gran cantidad de dinero, debes tener una explicación por si te la preguntan. En caso de peligro, debes estar preparado para enterrar el dinero”.

Publicidad

Manual del Estado Islámico (1ª parte): Las siete reglas de «oro» del «buen» yihadista

Manual del Estado Islámico (2ª parte): El EI acusa a periodistas de ser espías

Manual del Estado Islámico (3ª parte): «Usa la cruz cristiana para ocultar que eres musulmán»

Armas y municiones

“La gran mayoría de los comerciantes de armas tienen vínculos con la inteligencia. No es posible que un país tenga vendedores de armas que trabajen libremente en su país sin que estén bajo estricta vigilancia o trabajando con la agencia de inteligencia. Pueden dar información sobre quién compra”.

Publicidad

Debes ser extremadamente cuidadoso y no confiar en nadie. Ni siquiera del imán de tu mezquita. El enemigo siempre cuenta con este tipo de personas encubiertas y espías, así que deberíamos aprender de los errores de los que nos precedieron. Lo de comprar un arma debe estudiarse con mucho cuidado y si puedes usar a alguien o intermediarios es mejor. También debes comprar los diferentes equipos que necesita de diferentes tiendas. Sospecha siempre que el traficante de armas es un oficial de inteligencia. Planea todo alrededor de esta regla. Cuando quieras comprar el arma, asegúrate de que no sea un espía encubierto y que el arma funciona antes de llevarla contigo”.

“Asegúrate de cuidar bien el arma y protegerla del agua, etcétera. y ocultarla muy cuidadosamente".

Seguimientos

El Estado Islámico dedica otro capítulo a “la vigilancia y las directrices relacionadas con el seguimiento de un objetivo con el fin de obtener información para una posible operación, por ejemplo, alguien a quien planeamos asesinar”.

Si embargo, en primer lugar advierten a los yihadistas sobre la vigilancia de que pueden ser objeto, en especial, sobre “cualquier persona sospechosa de actividades relacionadas con el terrorismo”. “Aquellos que regresan de los frentes Jihad a su país de origen siempre están bajo vigilancia, durante un mínimo de 6-12 meses. Incluso si no tienen nada que ver con ningún tipo de terrorismo. En caso de atentado, serán interrogados. Muchos hermanos que se preparan para las operaciones son atrapados en última instancia debido a la vigilancia”.

A continuación, señalan “algunas pautas que merecen ser estudiadas para que la vigilancia del objetivo sea eficaz. Puedes obtener mucha información en internet siempre que se den los pasos para no ser detectado. Si son muchos los hermanos que se encargan de obtener la información, cada uno debe tener una tarea precisa. Dependiendo del caso, puede usar cámaras ocultas. Algunas cámaras ocultas de hoy pueden caber en un bolígrafo”.

“La vigilancia debe planificarse por un tiempo limitado, definir el inicio y el final. Si trabajas en el seno de una célula, debes establecer una serie de signos o símbolos para comunicarse entre sí con total discreción. Entre estos signos, poner o sacar la mano de los bolsillos, ponerse gafas, para indicar, por ejemplo, que el objetivo ha dado vuelta a la derecha, o señalar que terminamos el proceso de vigilancia y debemos retirarnos. Estas señales deben ser claras y no dejar ninguna duda. No deberías ponerte gafas de sol si no hay sol o abrir tu paraguas si no llueve”.

“Todos deberán tener sus relojes sincronizados perfectamente (hasta el segundo). Lleva dinero por si tienes que coger un tren o un taxi. O comprar algo durante el proceso de vigilancia. En caso de que sigas a alguien, deja siempre una buena distancia pero sin dejar de verlo por si gira a la derecha o a la izquierda. Deja a algunas personas entre tú y él”.

“Si el objetivo toma el transporte público, debe tomar el mismo vehículo que él y actuar en consecuencia. Nunca mire al objetivo a los ojos. Actúa normalmente pero sin pasarte de inocente que eso también es sospechoso. Si tu objetivo entra en un edificio (centro comercial, por ejemplo) debe pensar en una razón por la que entras tu también por si te preguntan. “Es mejor no llevar armas contigo si solo estás haciendo vigilancia. En cualquier caso, la vigilancia no es fácil, los infieles han trabajado mucho para hacerlo complicado”.

¿Qué puedes para verificar si estás siendo seguido?

Durante tus movimientos, echa un vistazo y trata de recordar las caras. Cualquier cara que vea muchas veces podría ser de alguien que le sigue. Gira al revés o sube a un autobús; luego espere hasta que la puerta casi se cierre y baje. Si alguien hace lo mismo que tu (subir y bajar nuevamente) es probable que alguien te esté siguiendo. Cambia la velocidad de caminar de vez en cuando y observa si alguien hace lo mismo”.

“Deja caer algo en el suelo para mirar hacia atrás con discreción. Si conoce un camino sin salida, tómelo y vea quién te sigue hasta allí. Puedes entrar en un cine o un centro comercial y salir de otra puerta para que el espía pierda la visión”.

“En caso de seguimiento con automóvil, tenga en cuenta que el vehículo objetivo podría tener acceso a áreas restringidas a las que tu no puede acceder (con guardias, etcétera.) así que no te pongas en una situación en la que te expongas. Memoriza las características del automóvil objetivo: número de placa, color, marca de automóvil, modelo, año... Mantén la radio apagada para ayudar a tu concentración”.

Vigilancia de un edificio

“Antes de atentar contra cualquier edificio, debemos, saber la actividad que se lleva a cabo allí para no cometer errores estúpidos y apuntar a las personas equivocadas. Puedes comenzar con una búsqueda en línea y mirar en Google Maps. Depende de qué hay alrededor del edificio, una tienda, un restaurante que usas como cobertura para vigilar el lugar en ciertos momentos. La regla más importante aquí es usar tu creatividad y ser inteligente durante todo el proceso.