Mas se deja seis escaños en tres meses y no sumaría mayoría con la CUP

Encuesta NC Report. Ciudadanos gana cuatro diputados y se consolida como principal fuerza de la oposición. PP y PSC ceden un escaño cada uno

Horas cruciales para la CUP y para el proceso soberanista en Cataluña. La izquierda anticapitalista decide hoy si apoya la investidura de Artur Mas o si, por el contrario, su oposición al candidato de Juntos por el Sí desemboca en unas nuevas elecciones en el mes de marzo. Este nuevo escenario electoral no solucionaría el panorama de fragmentación actual, porque, de producirse, se vería agravado y ni siquiera los antisistema tendrían la llave de la gobernabilidad. Así se deduce de la última encuesta elaborada por NC Report para LA RAZÓN, en la que el desgaste que acusa JxSí –después de tres meses de negociaciones estériles con la CUP– le lleva a ceder seis escaños e impide al bloque independentista alcanzar la mayoría absoluta, ubicada en 68 parlamentarios. La suma de Juntos por el Sí (56 diputados) y la CUP (11) les dejaría a un escaño de lograr este hito, imprescindible para llevar a cabo su hoja de ruta secesionista.

JxSí es la formación que más diputados pierde en estos 90 días y capitanea el naufragio del buque independentista con 56 escaños. En cuanto al origen del voto, JxSí conserva el 99% de los votantes que le apoyaron el 27-S y sólo renueva un uno por ciento de los mismos, que proceden en su mayoría de ex votantes de la CUP. Esto se traduce en una fidelidad del voto del 86,2% y son la abstención (4,5%) y el trasvase a Ciudadanos (3,6) sus principales fugas de voto.

Si hoy se celebrasen elecciones, C’s se mantendría como segunda fuerza, con 29 escaños. La formación de Inés Arrimadas rentabiliza el desgobierno de estos meses y se consolida como principal partido de la oposición, aumentando su grupo parlamentario en cuatro diputados. Si atendemos al origen del voto, el electorado de Ciudadanos está compuesto por un 82,7% de antiguos votantes, a los que se les ha unido un 6,9% que capta de JxSí y un 3,7% del PSC. En cuanto a la fidelidad del voto, Arrimadas conserva un 95% de los votantes que la apoyaron el 27-S y son la abstención (2,2%) y el trasvase de votos a CSP (1,4%) sus principales fugas de voto.

Por su parte el PSC se mantiene como tercera fuerza con 15 escaños. La formación de Miquel Iceta pierde fuelle respecto a la cabeza y ve cómo sus opciones de volver a capitalizar el voto no independentista se diluyen frente a Ciudadanos. Si atendemos a la fidelidad del votante, los socialistas mantiene al 82,4% de quienes le apoyaron en las pasadas elecciones y son CSP y Ciudadanos los principales destinatarios de su fuga de votos.

Como cuarta fuerza se mantiene la marca de Podemos, Catalunya Sí que es Pot, que suma un escaño respecto a septiembre y rentabiliza la inestabilidad de estos meses y su indefinición ante lo incierto del panorama político. La formación de Lluís Rabell (12 diputados) es la candidatura que más se renueva, ya que el 74% son votantes antiguos y el 26% se han unido en el último trimestre. CSP mantiene el 75,8% de los electores que apostaron por ellos el 27-S y transfiere un 10,9% de sus votantes al PSC y un 6,5% a Ciudadanos.

La CUP, por su parte, conseguiría un escaño más que en septiembre y esto le permite pasar de sexta a quinta fuerza. Los cuperos salen fortalecidos de los últimos meses de bloqueo a los que han sometido a Mas y suman más de 16.000 votos. La formación de Antonio Baños conserva el 82,2% del electorado que apostó por él en septiembre e incorpora a un 17,8% de nuevos votantes, procedentes principalmente de JxSí (11,9%).

El PP, por su parte, registra un ligero retroceso que le coloca como sexta fuerza, con 10 escaños. El nuevo liderazgo de Xavier García Albiol no consigue remontar los resultados del partido, que cede 16.000 votos. La renovación del electorado popular respecto al 27-S es sólo del 6,3%, una renovación que viene de la mano de ex votantes de Juntos por el Sí (4,2%). Si atendemos a la fidelidad del voto, el PP conserva el 89,4% de los votantes que confiaron en García Albiol en septiembre y su principal fuga de apoyos se dirige hacia Ciudadanos, que capta un 6,9% de su electorado.

Por edades, Juntos por el Sí y la abstención se disputan la preminencia en los rangos generacionales. Los sectores más jóvenes, de entre 18 y 44 años, optan mayoritariamente por no acudir a las urnas, mientras que los mayores de 45 se decantan por la formación de Artur Mas. Ciudadanos anota su mejor dato entre los encuestados de entre 30 y 44 años (19,4%), Catalunya Sí que es Pot, entre los más jóvenes (11%) y el PSC (11,4%) y el PP (8,4%), entre los mayores de 65 años.

Unió volvería al Parlament con 2 escaños

La novedad que arrojarían los nuevos comicios, si se celebrasen de acuerdo a los datos de la encuesta de NC Report para LA RAZÓN, viene de la mano de una segunda oportunidad para Unió. La formación liderada por Duran Lleida sufrió las consecuencias de su escisión de CiU al quedar sin representación en el actual Parlament de Cataluña tras el 27-S. Esta situación se revertiría ahora, ya que conseguiría sentar a dos diputados gracias a los 88.000 votos que obtiene en Barcelona. Los resultados obtenidos en septiembre supusieron un auténtico varapalo para la formación democristiana que por primera vez en su vida política se quedaba sin representación por su oposición al desafío soberanista.