Miembros de la PAH de Colau sí apoyaron la marcha proetarra

Dos integrantes de la plataforma en Vizcaya participaron en la rueda de prensa de la manifestación. La activista se ha desvinculado de los abertzales

Los miembros de la PAH de Vizcaya Imanol Arnaiz y Adolfo Gómez asistieron en diciembre a una rueda de prensa en favor de la marcha de Herrira, a la que también acudió la coordinadora de STOP Desahucios Vizcaya, Marta Uriarte
Los miembros de la PAH de Vizcaya Imanol Arnaiz y Adolfo Gómez asistieron en diciembre a una rueda de prensa en favor de la marcha de Herrira, a la que también acudió la coordinadora de STOP Desahucios Vizcaya, Marta Uriarte

Tras las declaraciones de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, sobre el apoyo de miembros de las plataformas de Afectados por la Hipoteca (PAH) al entorno etarra, su portavoz, Ada Colau, se apresuró a negar las afirmaciones de Cifuentes y a anunciar acciones legales contra ella. En declaraciones a LA RAZÓN, desmintió que la PAH de Vizcaya hubiese participado en la marcha en favor de los presos de ETA del pasado 12 de enero, convocada por Herrira, y recalcó que las propuestas de su plataforma «sólo tienen que ver con el derecho a la vivienda». De esta forma, desvinculó a la rama vizcaína del movimiento –Bizkaia Kaleratzerik Ez– de STOP Desahucios Vizcaya, una organización que sí apoyó a Herrira de forma explícita, al adherise al manifiesto de la marcha bajo el nombre genérico STOP Desahucios.

Varios medios de comunicación, incluido este periódico, se hicieron eco de la participación de este movimiento contra los desahucios en la marcha proetarra y nadie salió a aclarar que quien se sumaba a ella era la organización vizcaína y que ésta nada tenía que ver con las PAH. Al saltar de nuevo a la palestra el asunto, Colau se vio obligada a explicar la diferencia entre ambas. Así, subrayó que la campaña para parar los desahucios fue impulsada por la PAH en 2009 pero, desde entonces, «ha trascendido» y ha sido adoptada por otros muchos colectivos. Por ello, según remarcó, organizaciones tipo STOP Desahucios Vizcaya pueden no tener nada que ver con ellos.

Obvió, sin embargo, que aunque la PAH de Vizcaya, que sí tiene que ver con ellos, no apoyó de forma oficial la manifestación en favor de los presos de ETA, varios de sus miembros sí que lo hicieron, tal y como muestra hoy LA RAZÓN.

En concreto, dos de los integrantes más activos de la plataforma, Imanol Arnaiz y Adolfo Gómez, asistieron el pasado mes de diciembre a una rueda de prensa en la que representantes de una treintena de colectivos mostraron su entusiasmo ante la manifestación de Herrira y pidieron el acercamiento de presos etarras a «Euskal Herria». Entre ellos, había miembros del colectivo de familiares de presos de ETA Etxerat, la plataforma en defensa de las selecciones deportivas vascas Esait o el Colectivo Antimilitarista, También estaba la coordinadora de STOP Desahucios Vizcaya, Marta Uriarte.

Arnaiz y Gómez los acompañaron a título individual, pero lo hicieron portando una llamativa camiseta amarilla con el logotipo de la PAH de Vizcaya, compuesto por las letras «KEZ» –que hacen referencia a «Bizkaia Kaleratzerik Ez»– y la silueta de una casa en negro. Además, eran conscientes de que parte de los asistentes los asociaban a la PAH. De hecho, ambos han jugado un papel relevante en muchos de los actos de la plataforma. Por ejemplo, durante la manifestación «contra el genocidio financiero» celebrada en Bilbao el pasado 16 de febrero, Arnaiz se hizo con un megáfono para animar a los asistentes a que, en caso de que no prosperase la Iniciativa Legislativa Popular contra los desahucios, recurriesen a «la desobediencia civil».

Curiosamente, en aquella cita también estaba presente STOP Desahucios Vizcaya. Su coordinadora, Marta Uriarte, explicó ayer a LA RAZÓN que hasta hace un año ambas organizaciones habían caminado de la mano pero que, entonces, se habían producido algunas confusiones que les habían llevado a tomar caminos distintos. A pesar de ello, siguen participando juntas en algunos actos. En este contexto, sorprende cuánto se están esforzando los integrantes de la PAH de Vizcaya para desvincularse de la organización que lidera Uriarte. De hecho, su cuenta de Twitter ayer estaba repleta de mensajes que incidían en que «Stop Desahucios es una campaña @LA_PAH» y denunciaban su uso por parte de otros grupos es «confuso para quien quiera acudir a la PAH».

Colau insiste en que sólo «interpelan» a los dirigentes políticos

La portavoz de la PAH, Ada Colau, aseguró ayer que ellos no incitan a las agresiones contra políticos del PP, al tiempo que restó importancia a los «escraches» porque, a su juicio, lo «único» que hacen es «interpelar» a representantes públicos. «Se hace no sólo en Argentina y otros países latinoamericanos, sino que en Europa se hace regularmente», defendió. Asimismo, durante un acto en los juzgados de Barcelona, insistió en que las acusaciones se enmarcan en una «campaña de descrédito» para desviar la atención de los desahucios.

«Nos parece una cobardía»

En declaraciones a LA RAZÓN, la coordinadora de STOP Desahucios Vizcaya, Marta Uriarte, se mostró dolida por la actitud de la PAH tras las declaraciones de Cifuentes. Así, reconoció que la organización que capitanea se había sumado a la marcha de Herrira, pero incidió en que lo hizo junto a otros colectivos y junto a representantes de la PAH de Vizcaya. A su juicio, «uno tiene que ser suficientemente coherente para decir respaldo esto» y la PAH no lo está siendo, mientras que ellos «apechugan». «Nos parece una cobardía», aseveró.

En esta línea, Uriarte lamentó que la plataforma declinase su invitación para participar ayer en un acto al lado de la sede del PP en Bilbao. Durante el mismo, los miembros de STOP Desahucios entregaron un escrito a los populares para exigir la rectificación de Cifuentes. También leyeron un comunicado de Herrira, en el que la organización que convocó la marcha proetarra de enero sostiene que reclamar los derechos de los reclusos de ETA «no es delito», al tiempo que muestra su apoyo a todas las personas que combaten o sufren los desahucios, informa Efe.