Observadores de la OSCE vigilaron las manifestaciones del 22M

Varios observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) estuvieron presentes entre los asistentes el pasado sábado de las Marchas de la Dignidad en Madrid, que se saldaron con 101 heridos -67 de ellos policías- y 21 detenidos, tres de ellos menores de edad.

Fuentes policiales han informado hoy a Efe de que los miembros de la OSCE se desplazaron a Madrid para participar en las manifestaciones tras comunicarse previamente con las autoridades españolas.

Su actividad en las marchas se limitó a "observar", han señalado las fuentes.

La Policía Nacional investigará el desarrollo del despliegue de los antidisturbios en la manifestación, después de que haya sido criticado por sindicatos policiales porque 67 agentes resultaron heridos.

Entre los detenidos, los mayores de edad han quedado en libertad, aunque con imputaciones por los delitos de atentado a agente de la autoridad o desórdenes públicos, menos un joven que ha ingresado en prisión por esos dos cargos más un delito de lesiones contra un agente.

El pasado 27 de septiembre, el Gobierno comunicó a la OSCE la suspensión de la misión de observación que tenía previsto desplegar en la protesta denominada Jaque al Rey en Madrid, que se celebró al día siguiente, al afirmar que la concentración no había sido comunicada a la Delegación del Gobierno en Madrid, por lo que no estaba autorizada.

No obstante, Exteriores trasladó a la OSCE la plena disposición del Gobierno para que en el futuro pudiera desplegar una misión de observación en cualquier manifestación española.

Por su parte, la Oficina de la OSCE para las Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (OIDDH) expresó su decepción al recibir la respuesta de España y señaló que unos meses antes las autoridades españolas se comprometieron a cooperar plenamente con las labores de supervisión de este organismo en España.