Publicidad
Publicidad
España

Policías acusan a los partidos de desprotegerlos y avivar “manifestódromos”

La ponencia que estudia la reforma de la “ley mordaza” acuerda que deje de sancionarse las concentraciones alrededor del Congreso

Tres sindicatos advierten del riesgo que supone modificar la ley de seguridad ciudadana y piden que se piense en el interés general y no en los votos

Publicidad

Los sindicatos de la Policía Nacional CEP, UFP y SPP han criticado el consenso alcanzado por varios grupos parlamentarios del Congreso para modificar la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como “ley mordaza” por sus detractores, al entender que se está “desprotegiendo” a los agentes en un momento en el que se recurre a ellos para aumentar la seguridad sobre políticos o los jueces en Cataluña, debido a los ataques de grupos afines al independentismo.

“Necesitamos normas que nos protejan jurídicamente pero no para abrir la puerta a la impunidad de actuaciones policiales, sino para que el Estado de Derecho garantice el imperio de la ley”, aseguran en un comunicado estos tres sindicatos con representación en el Consejo de la Policía Nacional. Por ello se preguntan si “¿acaso los policías nacionales son servidores públicos con menos derechos y garantías que jueces y fiscales o políticos, que pelean por hacerse con escolta y protección estática en sus domicilios porque les insultan o amenazan en redes sociales?”, se preguntan.

En su escrito, censuran que los partidos que apoyan al Gobierno de Pedro Sánchez hayan alcanzado un acuerdo para “desmantelar varios de los puntos que más afectan al trabajo de los policías nacionales”. Se refieren a la propuesta para que se deje de sancionar la difusión de imágenes de los efectivos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y que sólo se castigue el uso de imágenes o datos cuando genere un riesgo real para la seguridad personal o familia del agente.

Advierten de que lo que siempre se concibió como una balanza que equilibrara derechos y libertades de unos “perderá esa virtud y se convertirá en una ley escorada y coja”.

Publicidad

Alertan de que no se vaya a sancionar el uso indebido de prendas o emblemas e insignias policiales “cuando resulta que es el medio preferido por muchos grupos organizados para despejar cualquier recelo de los ciudadano en un robo o extorsión”.

Recuerdan que las “manifestaciones exprés” en la que pueden en cuatro horas llevar a cabo una convocatoria hará que ciudades como Madrid “se conviertan en un manifestódromo” colapsado, “en los que circular o hacer vida normal sea imposible”. Finalmente pide a los partidos partidarios de modificar estos puntos que piensen más “en los ciudadanos, en el interés general y no en los votantes”.

Publicidad

Trabajos

Las negociaciones entre el Gobierno y Podemos para sacar delante las cuentas han tenido avances significativos en los últimos días. La reunión del miércoles entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en Moncloa sirvió para ratificar este avance en las conversaciones aunque también para constatar que aún hay elementos que separan al partido morado del “sí” definitivo a los presupuestos. Entre los avances más relevantes, desde Podemos destacan que la eliminación de los puntos más polémicos de la conocida como Ley Mordaza se encuentra más o menos encauzada.

Estos acuerdos en torno a la Ley de Seguridad Ciudadana se han producido en la mesa negociadora entre el Ejecutivo socialista y Podemos pero también en las reuniones de la ponencia del Congreso que se encuentra estudiando la reforma de esta ley. Entre los puntos sobre los que hay consenso para su eliminación destacan dos: dejarán de considerarse como infracciones la grabación de imágenes de agentes de las fuerzas de seguridad así como la convocatoria ‘exprés’ de manifestaciones y, además, dejarán de ser castigadas las manifestaciones y concentraciones alrededor del Congreso, el Senado o los parlamentos autonómicos.