Puigdemont señala que el 1-O nació una «nueva era de la que no hay retorno»

Medio año después de la consulta ilegal asegura que los miembros de su Gobierno son "presos políticos"pero se mantienen "libres de espíritu".

La imagen de un cartel pidiendo la libertad de Carles Puigdemont frente a una prisión alemana
La imagen de un cartel pidiendo la libertad de Carles Puigdemont frente a una prisión alemana

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha afirmado hoy que medio año después del 1-O los miembros de su Gobierno son "presos políticos"pero se mantienen "libres de espíritu".

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha afirmado hoy que medio año después del 1-O los miembros de su Gobierno son "presos políticos"pero se mantienen "libres de espíritu"y ha destacado que el referéndum supuso el inicio de una "nueva era de la que no hay retorno posible".

En un mensaje en sus cuentas de Instagram y Twitter, que gestiona su equipo desde que permanece encarcelado en Alemania, Puigdemont subraya que la palabra de la ciudadanía "no puede ser nunca delito"y que no escucharla "es legal pero inmoral".

"Seis meses después del 1-O, el Gobierno de Cataluña somos presos políticos, pero libres de espíritu", indica Puigdemont, que fue detenido el pasado domingo en Alemania, donde la justicia tendrá que decidir ahora si lo extradita a España en virtud de la euroorden emitida tras su procesamiento por rebelión y malversación.

"Aquella jornada de dignidad popular y barbarie policial (en referencia al 1-O) fue el inicio de una nueva era de la que no hay retorno posible. Ayer, hoy y siempre, a vuestro lado", indica Puigdemont en su mensaje en las redes, que finaliza con el lema "República Catalana".

Efe