«Que levanten la mano los hijos de los Guardias Civiles»

La Fiscalía denuncia a nueve profesores por humillar a hijos de guardias civiles

Independentistas acosan a la Guardia Civil en Barcelona
Independentistas acosan a la Guardia Civil en Barcelona

Un profesor pidió en clase que levantaran la mano los hijos de los guardias civiles

La denuncia contra nueve profesores del instituto El Palau de Sant Andreu de la Barca, en Barcelona, detalla la humillación a la que fueron expuestos los alumnos hijos de los guardias civiles tras al referéndum ilegal del 1 de octubre y por la huelga de estudiantes posterior.

Así, en la denuncia se pone de manifiesto cómo el 20 de octubre, días antes de la huelga, un profesor de clase optativa de 3º de la ESO pedía a sus alumnos: «que levante, la mano los hijos de los Guardias Civiles», señalando de esta manera a los jóvenes frente a sus compañeros.

En otra parte de la denuncia, la Fiscalía asegura que los profesores tildaron a los guardias civiles de "animales", "bestias que solo saben dar palos", "parecen unos perros rabiosos"y "salvajes", lo que generó ansiedad y preocupación entre los hijos de los agentes.

La Fiscalía subraya que los comentarios en clase de los profesores, que provocaron que varios alumnos rompieran a llorar y que sus padres les tuvieran que ir a buscar al colegio, se produjeron en el contexto de "profunda hostilidad"contra las fuerzas de seguridad protagonizado "por una parte de la sociedad catalana que defiende postulados independentistas".

En su escrito, la Fiscalía detalla que un profesor aseguró el 2 de octubre, en clase de matemáticas de cuarto de ESO, ante unos 30 alumnos, que no estaba en disposición de dar clase normal porque la Policía y la Guardia Civil le habían tratado "a palos, porque son unos animales y unos bestias que solo saben dar palos".

Además, una profesora de catalán dijo que los agentes de la Guardia Civil "son unos animales, solo saben dar palos", ante lo que una alumna de 15 años rompió a llorar, aseguró que su padre no era así y pidió salir de clase porque se sentía señalada y humillada ante el resto de compañeros de aula, informa Efe.

Según la denuncia, otra profesora, de inglés, también condenó la "violencia"del 1-O y, tras mostrar en clase una fotografía en la que aparecían unos cincuenta agentes de la Guardia Civil, aseguró que parecían "perros rabiosos", ante lo que una alumna trató de explicar entre lágrimas que su padre estaba haciendo su trabajo.

Según la Fiscalía, los docentes también "exigieron"a todos los alumnos que bajaran a las 12.00 horas al patio para protestar por la "violencia"policial durante el 1-O y para "defender la independencia".

Una profesora de Naturales avisó a los alumnos: "el que esté a favor de la violencia policial que se quede en clase y el que no, que se baje al patio", mientras otra docente, también de Naturales, se dirigió a un alumno de 12 años y le dijo en clase: "¿estarás contento con lo que hizo tu padre ayer?".

Según la denuncia, una tutora de primero de bachillerato también se dirigió a los alumnos para decirles que estaba "indignada"con la Guardia Civil "porque han sido unos salvajes", al tiempo que les animó a protestar a las 12.00 horas en el patio.

Una alumna replicó que ella no pensaba ir al patio, porque iba al Instituto a estudiar y no a hablar de política, ante lo que la profesora le respondió: "pues eso es lo que hay, si no te gusta, ahí tienes la puerta", según la denuncia.