Sánchez se toma siete días para contestar a Rajoy

El líder electo de los socialistas reitera su apoyo al Gobierno ante el desafío soberanista en Cataluña

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

El líder electo de los socialistas reitera su apoyo al Gobierno ante el desafío soberanista en Cataluña

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el secretario general electo del PSOE, Pedro Sánchez, mantuvieron ayer una conversación telefónica descrita por fuentes gubernamentales como “fluida y normal” en la que el líder socialista reiteró su compromiso con la defensa de la legalidad y del Constitución. La llamada la efectuó Pedro Sánchez en respuesta a un mensaje que Rajoy le envió el lunes de la semana pasada, es decir, el líder electo de la principal fuerza política de la oposición se tomó nada menos que 7 días en contestar al inquilino de La Moncloa. A este respecto, fuentes socialistas se apresuraron a explicar que la semana pasada Sánchez recibió centenares de mensajes y que la llamada al líder del Ejecutivo se produjo independientemente del SMS enviado por Rajoy el lunes 22.

Durante la llamada Sánchez confirmó al presidente del Gobierno que su partido mantendrá el rumbo en cuestiones de Estado y, específicamente, hizo mención al desafío independentista asegurando el apoyo al Ejecutivo de los socialistas en esta trascendental cuestión. Rajoy atendió la llamada de Sánchez cuando se trasladaba en coche desde la Base Matacán (Salamanca) hasta el embarcadero de Vega Terrón, el la ribera del Duero, donde le esperaba el primer ministro portugués, Antonio Costa, a bordo del Douro Elegance, una embarcación turística de 80 metros de eslora donde tuvo lugar el arranque de la XIX Cumbre Luso-española. Acompañan a ambos líderes de Gobierno los titulares de las carteras de Exteriores, Defensa, Interior, Empleo, Educación, Fomento y Agricultura de España y Portugal.