Un forense abertzale busca culpar a los guardias por la tragedia del Tarajal

Avala un informe que presenta la acusación popular para inculpar a los agentes.

La «Ssociación coordinadora de barrios para el seguimiento de menores y jóvenes», acusación popular en el «caso de El Tarajal», presentó el pasado 25 de marzo ante el juzgado de Ceuta un informe bajo el título «Estudio e investigación sobre las autopsias de los cuerpos hallados en las costas de Ceuta» con el que trata de vincular la actuación de la Guardia Civil con el fallecimiento de los inmigrantes que intentaron entrar en España el 6 de febrero de 2014. Dicho informe está firmado por el doctor en Medicina Luis F. Callado de la Universidad del País Vasco, más conocido como «Koldo Callado», un forense que, según el currículum que prensenta en su informe, habría ejercido como sólo dos años, de 1991 a 1993. Además, según ha podido saber este periódico, Callado estaría «perfectamente identificado» con la izquierda abertzale y con la extrema izquierda bolivariana. De hecho, en 2012 apoyó un manifiesto a través de Askapena – una organización que defiende el ideario de la izquierda abertzale para construir una Euskal Herria internacionalista y que considera necesario dar pasos adelante en el socialismo y la soberanía política, imitando el proyecto emprendido por el chavismo y ahora continuado por Maduro–.

Pocos días después de la tragedia de El Tarajal, se publicó un informe de la ONG «Caminando Fronteras» bajo el título de «Informe Tarajal marzo 2014», cuya principal promotora es Helena Maleno. Dicho informe trataba de aportar testimonios de supuestos «malos tratos» físicos llevados a cabo por los guadias civiles a los inmigrantes, con fotos incluidas, pero ese texto no pudo sustentarse de ninguna manera ya que no estaba firmado por ningún médico (aparecían borrados los nombres y números de colegiado de los supuestos forenses que lo elaboraron) y lo que se describía en el mismo no aparecía en ninguna de las cámaras de vídeo ni tampoco había ningún supuesto testigo que corrobara dichos malos tratos. Dado a que no se ajustaba a la verdad y no existían pruebas, el documento tuvo escaso recorrido.

Según ha podido saber este periódico, detrás de este dicha coordinadora de barrios –personada como acusación popular– y, que ahora presenta el nuevo informe de la universidad del País Vasco, hay indicios de que también está Helena Maleno, la misma que elaboró el primer texto y que ahora habría conseguido que un médico próximo a los abertzales y miembro de la UPV firmara lo que en su momento no consiguió que ningún médico avalara. Además, llama la atención que dicho informe pericial médico hecho desde la Universidad del País Vasco haya sido presentado hace casi un mes, cuando ha pasado más de un año desde que ocurrieran los hechos de El Tarajal y justo después de que se hayan tomado ya declaración a los guardias civiles. Éste nuevo informe firmado por «Koldo Callado» viene a ser una copia del que presentó «Caminado Fronteras» añadiendo la investigación sobre las autopsias.

El portavoz del PSOE en la Comisión de Interior, Antonio Trevín, ha pedido la comparecencia urgente del ministro Jorge Fernández. De esta manera, el diputado que fue delegado del Gobierno en Asturias, y que conoce perfectamente a la Guardia Civil, da credibilidad a un informe elaborado por un supuesto forense próximo a la izquierda abertzale.