Un historial sanguinario desde 1974

En 1978 Santi Potros acabó por unirse a ETA militar. Ocho años más tarde, en 1984, adquirió el estatuto de refugiado en Francia, pero en septiembre de 1987 fue detenido en Anglet

El atentado de Hipercor fue el más sanguinario de los perpetrados por el histórico terrorista / Efe

En 1978 Santi Potros acabó por unirse a ETA militar. Ocho años más tarde, en 1984, adquirió el estatuto de refugiado en Francia, pero en septiembre de 1987 fue detenido en Anglet.

Santiago Arróspide Sarasola, más conocido como Santi Potros, es un antiguo terrorista de la organización Euskadi Ta Askatasuna (ETA). En el año 1974 ingresó en la banda y tan solo dos años después ya figuraba como militante de los comandos Bereziak.

En el año 1978 acabó por unirse a ETA militar. Ocho años más tarde, en 1984, adquirió el estatuto de refugiado en Francia, pero en septiembre de 1987 fue detenido en Anglet para, posteriormente, ingresar en prisiones galas y ser extraditado a España en el año 2000. En julio de 2003, ya en territorio nacional, fue juzgado y condenado por múltiples delitos de sangre: por el atentado de Hipercor fue castigado con 790 años de prisión, y por el de República Dominicana, el que se cobró la vida de 12 guardias civiles, 1.572 años.

A pesar de acumular penas que sobrepasan los 3.000 años de privación de libertad, la legislación le obliga a cumplir tan solo 30 y ya no tendrá que pasar más tiempo entre rejas.